El índice S&P 500 revirtió todos los avances menos 0,3% del alza que se acercó al 2% más temprano en el día

Los temores de que China y Estados Unidos escalarían una guerra comercial se ...
Los temores de que China y Estados Unidos escalarían una guerra comercial se quedaron atrás el lunes después de que las acciones subieran en Asia y Europa, aunque los títulos en los sectores que serían más afectados por una disputa comercial no tuvieron un buen desempeño.

Las acciones en Estados Unidos redujeron las ganancias en la última hora de negociación tras un informe que señala que agentes federales allanaron las oficinas del abogado del presidente Donald Trump. Las acciones terminaron al alza debido a la fortaleza de las acciones tecnológicas que experimentaron la mayor parte del declive de la semana pasada. Los bonos del Tesoro registraron pocos cambios.

Elíndice S&P 500revirtió todos los avances menos 0,3% del alza que se acercó al 2% más temprano en el día. Los temores de que China y Estados Unidos escalarían una guerra comercial se quedaron atrás el lunes después de que las acciones subieran en Asia y Europa, aunque los títulos en los sectores que serían más afectados por una disputa comercial no tuvieron un buen desempeño. La fuerza en semiconductores, software y hardware de tecnología impulsaron al índice Nasdaq 100 a un alza superior al 2,5% más temprano en la sesión antes de reducir esos avances y terminar con una ganancia del 1%.

“Pese a las preocupaciones recientes, las tendencias para (tecnología) permanecen intactas, y el sector sigue siendo un destacado tanto en el crecimiento de los ingresos como de las ganancias”, escribieron el lunes estrategas de acciones de Credit Suisse Group AG liderados por Jonathan Golub en una nota a clientes.

El alza del sector tecnológico cambió el enfoque desde las implicaciones de una disputa comercial entre las dos mayores economías del mundo, con los inversionistas también centrados en la temporada de resultados, que comienza esta semana y que se espera muestre un crecimiento de casi 20%. Eso no quiere decir que el problema comercial haya desaparecido. China estaría revisando formas de usar su moneda como arma en tanto el presidente Xi Jinping se prepara para pronunciar un discurso el martes que puede incluir una fuerte advertencia sobre las consecuencias de una prolongada disputa.

Aún así, los movimientos de divisas, incluida una recuperación en los mercados emergentes, dieron paso a la sensación de que la calma puede prevalecer.

“Lo que el mercado ahora querrá ver con suerte es el comienzo de alguna forma de negociación entre los chinos y los estadounidenses”, dijo James Barty, jefe de estrategia global de activos cruzados y de capital europeo de Bank of America, en Bloomberg TV. “No le conviene a nadie pasar a una guerra comercial total”.

El índice Hang Seng de Hong Kong subió más del 1%, mientras que el índice compuesto de la Bolsa de Shanghai cerró al alza. El yuan redujo su apreciación en tanto los líderes chinos estarían evaluando el impacto de la depreciación gradual de la moneda. Las materias primas se recuperaron después de su peor caída semanal desde mediados de marzo, con el petróleo y los metales industriales ganando terreno.

Por su lado en Rusia, el rublo se desplomó y el índice accionario Moex Russia registró la mayor caída en cuatro años después de que Estados Unidos sancionara a algunos prominentes multimillonarios conectados con el Kremlin y a sus compañías. El Bitcoin brevemente se negoció por encima de los US$7.000 antes de retroceder.

Por su parte, las acciones europeas recortaron sus ganancias después de haber alcanzado un máximo de tres semanas, mientras que una medida de acciones globales ganó terreno. Los activos de refugio mostraron poca reacción ante un ataque con misiles en una base aérea siria que Rusia culpó a Israel.

Agencia Bloomberg

Fuente: EL COMERCIO

Share

Video