El planteamiento de la Junta Federal de Control Fiscal de que pueden ser “dolorosas” en el corto tiempo las regulaciones y restricciones propuestas para la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cos…

Alarman las nuevas regulaciones para Cossec

El planteamiento de la Junta Federal de Control Fiscal de que pueden ser “dolorosas” en el corto tiempo las regulaciones y restricciones propuestas para la Corporación para la Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cossec), provocaron amplias reuniones entre las cooperativas financieras, mientras el gobierno rechazó que no hayan avanzado en cumplir las directrices aprobadas en el plan fiscal del regulador.

Fuentes de EL VOCERO en el sector cooperativista, indicaron ayer que “han sido fuertes” las expresiones de la directora ejecutiva de la junta fiscal, Natalie Jaresko, por lo cual esto fue tema de discusión en reuniones realizadas, tanto en Cossec como en entidades que agrupan a las cooperativas de ahorro y crédito. Se intentó obtener una reacción oficial de Cossec, de la Liga de Cooperativas y de la Asociación de Ejecutivos de Cooperativas, pero ninguno estuvo disponible.

Al respecto, el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf), Christian Sobrino, dijo a EL VOCERO que no le sorprendieron las expresiones de Jaresko, ya que el asunto fue tema de discusión en la reunión pública de la junta fiscal en abril pasado.

Sobrino dijo que no es cierto que no hayan avanzado con lo mínimo de las directrices del organismo federal en el plan fiscal aprobado para Cossec, y mencionó como ejemplo que “se ha legislado para poder diversificar la posibilidad de inversión de las cooperativas, para permitirles prestar a los municipios, algo que no se permitía desde los años 90”. Esa posibilidad, dijo, ayudaría a los municipios y es reflejo de la solidez de las cooperativas, que podrían prestar a los ayuntamientos según sus márgenes de inversión y la capacidad crediticia de los municipios.

Jaresko, en un foro celebrado el miércoles, dijo que las reformas propuestas no han sido implementadas en Cossec, que en esencia buscan mayores niveles de capital para pérdidas, cambios en los métodos contables, y amplias regulaciones para garantizar la salud financiera, entre otras.

“Si uno mira el plan fiscal de Cossec, la medida más grande es que se legisle para cambiar la junta de gobierno de Cossec para que no incluya en su mayoría a miembros del sector cooperativista. El proyecto no ha sido aprobado”, indicó Sobrino, al tiempo que comentó que eso “no implica que no se ha hecho nada”.

Aplaude gestión de Torres Rivera

Defendió la gestión de la presidenta de la junta de directores de la Cossec, Ivelisse Torres Rivera, de quien dijo se reunió recientemente con funcionarios del Departamento del Tesoro federal “y quedaron satisfechos con su presentación”.

“La junta fiscal no es la primera vez que ha comentado sobre las reglas de contabilidad de las cooperativas. Trastocarlas podría tener un impacto adverso y tiene que tomarse con mucha cautela”, sostuvo Sobrino.

En 2016 hubo cambios en las reglas contables de las cooperativas para poder amortizar la pérdida por la caída en el valor de sus inversiones en bonos del gobierno, lo cual fue considerado como una acción inusual. Ahora, la junta fiscal plantea que Cossec opere bajo estándares de la National Credit Union Administration y de manera más similar a la banca.

“No quiero adelantarme de si va a haber cambios o no, el sector cooperativista tiene unas particularidades. Claramente hay una disponibilidad de abrir una discusión para cerrar cualquier brecha y diferencia”, comentó Sobrino. “La naturaleza de las cooperativas las hace instituciones muy centradas en sus comunidades y no se debe comparar con los bancos”, añadió.

Sobre la reestructuración de deuda del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), donde mayormente están las inversiones de las cooperativas, Sobrino ve posible que se sostenga el acuerdo que deben avalar los acreedores con sus votos y para lo cual tienen hasta el 12 de septiembre.

Apoyan acuerdo preliminar de Cofina

Mientras, en cuanto a la negociación entre acreedores de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), ayer, tanto la aseguradora Assured Guaranty, como el grupo local Bonistas del Patio, avalaron el acuerdo preliminar en apoyo a la reestructuración.

Dominic Frederic, presidente y CEO de Assured Guaranty, comentó que el acuerdo “es un paso importante hacia el logro de un plan de ajuste consensuado para una parte importante de la deuda de Puerto Rico. Para la deuda asegurada y otros tenedores de bonos junior, los términos acordados representan una recuperación significativamente mejor en comparación con los precios recientes del mercado”.

Para el presidente de la junta de directores de Bonistas del Patio, Rafael Rojo, y el director ejecutivo Jorge Irizarry, “la propuesta reestructuración es un logro importantísimo”.

La renta fija asignada a Cofina, que en 2019 totalizaría unos $738 millones, se dividirá en 53.65% para Cofina y 46.35% para el gobierno. Esto reduce a casi la mitad la parte del Impuesto de Ventas y Uso (IVU) que antes se usaba para pagar la deuda, o sea, unos $396 millones. Esto aumentará 4% anualmente hasta un máximo de $1,850 millones para pagar la deuda de Cofina durante cuatro décadas. En este caso, el gobierno o el Fondo General, se quedará con el 46.35% de lo que antes se usaba para pago de deuda, más el resto del 10.5% del IVU que ya le correspondía.

Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

Fuente: EL VOCERO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds