La campaña por la reelección del presidente Donald Trump ha iniciado un procedimiento de arbitraje contra la exasistente de campaña y empleada de la Casa Blanca, Omarosa Manigault Newman, con el alegato de que ella violó un acuerdo de confidencialidad al denigrar al presidente en su reciente libro.

Manigault Newman, quien fue despedida en diciembre de su trabajo en relaciones comunitarias para la administración Trump, dice que grabó en secreto a otros funcionarios de la administración Trump e incluso publicó la grabación de cuando el jefe de gabinete John Kelly la despidió. Según ella dice, la conversación ocurrió en el Cuarto de Situaciones de la Casa Banca, el que es ultraseguro y donde los dispositivos personales están prohibidos.

Un funcionario de la campaña Trump dijo bajo anonimato a The Washington Examiner, que Manigault Newman violó el acuerdo de manera “indignante”, y la campaña pretende una compensación de millones de dólares. La campaña podría también declarar que las ganancias de su libro son “ilícitas”.

“Donald J. Trump for President, Inc. ha iniciado un arbitraje contra Omarosa Manigault-Newman ante la Asociación Americana de Arbitraje de la ciudad de Nueva York, por la violación del acuerdo de confidencialidad de 2016 que tenía con la Campaña Trump”, dijo el funcionario; y agregó que el presidente “es conocido por haber dado oportunidades a la gente para avanzar en sus carreras y en sus vidas durante décadas, pero lo que está mal, está mal, y una violación directa de un acuerdo debe ser tratada, y el violador debe ser responsabilizado [por sus actos]”.

El acuerdo prohíbe a Manigault Newman divulgar información registrada sobre el presidente, sus empresas o su familia, ni “hablar mal” de la familia Trump “durante su tiempo en servicio y en todo momento posterior”, según una copia obtenida por el periódico.

Aunque Manigault Newman dice que no firmó un acuerdo de confidencialidad (AC) con la administración, la campaña afirma que su AC todavía está vigente.

La consejera política Katrina Pierson llega a la Torre Trump de Nueva York, el 14 de diciembre de 2016. (Drew Angerer/Getty Images)

En su libro, Manigault Newman acusa a Trump de racismo, diciendo que el presidente utilizó un insulto racial durante la producción de un programa de TV llamado “The Apprentice”, en el que trabajó con ella durante años.

Sin embargo, tanto Trump como varias otras personas cercanas a dicho show han negado esa afirmación y otras del libro.

“Ella dice que escuchó a alguien, que escuchó de mí, que yo escuché a Trump usar esa palabra”, dijo el consultor político Frank Luntz en un tuit publicado el 10 de agosto.

“No solo es completamente falso (nunca escuché algo así), sino que Omarosa ni siquiera hizo el esfuerzo de llamarme o enviarme un email para verificarlo”.

Manigault Newman dice que hay una cinta de Trump diciendo el insulto, y publicó una grabación en la que ella está hablando de la cinta con Katrina Pierson, vocera de la campaña Trump 2016.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds