Seis de los ocho asesinatos registrados entre las 7:50 de la noche del viernes y las 10:40 de la mañana de ayer ocurrieron en horas diurnas y ninguno de ellos en negocios de expendio de bebidas alcohólicas, donde oper…

Criminales atacan a plena luz del sol

Seis de los ocho asesinatos registrados entre las 7:50 de la noche del viernes y las 10:40 de la mañana de ayer ocurrieron en horas diurnas y ninguno de ellos en negocios de expendio de bebidas alcohólicas, donde operan los Códigos de Orden Público que obligan al cierre a las 2:00 de la madrugada durante los fines de semana.

Cuatro de las muertes violentas ocurrieron en la ciudad capital. Una de estas fatalidades quedó parcialmente grabada por un ciudadano que se encontró en medio de un tiroteo registrado a las 9:30 de la mañana del sábado. Los sicarios ejecutaron a un hombre, identificado como De Jesús Alemán, de 42 años, en la transitada intersección de la avenida Barbosa y la calle Sicilia, en Hato Rey.

En la escena se levantaron 69 casquillos que muestran la saña de los pistoleros hacia la víctima.

Los sicarios lo siguieron por la calle Guayama y al ver que se detenía en el semáforo de la intersección con la avenida Barbosa salieron de un vehículo y abrieron fuego. La víctima había sido intervenida por la Policía por armas y drogas en el 2000.

Con estos hechos la estadística de muertes violentas se elevó a 492 desde que comenzó el año, una reducción de 37 comparada con el 2017. En San Juan se ha registrado 103 asesinatos, una reducción de 27.

Cadena de eventos

El primero de los asesinatos se escenificó a las 7:50 de la noche del viernes en un solar en la calle 7SE, en la urbanización la Riviera, en Monacillos. Un hombre que hasta ayer la Policía no había identificado murió en el acto al recibir alrededor de cinco disparos.

El joven Gabriel Burgos Vázquez, de 22 años, quien estaba en el lugar resultó herido de bala en un costado.

A la 1:27 de la madrugada del sábado ocurrió una balacera en una estación de gasolina que ubica en el kilómetro 48.8 de la PR-155, en Morovis, en la que resultó muerto Carlos Javier Vega Rodríguez. La víctima, que tenía 39 años, cayó frente a la entrada del garaje tras recibir 21 balazos. Agentes del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Arecibo investigan el hecho.

Asimismo, a las 8:04 de la mañana del sábado la violencia tuvo otro capítulo en la calle Inglaterra, en Barrio Obrero, donde un individuo fue ultimado al recibir cinco balazos. La víctima, que no ha sido identificada, tiene tatuado un rosario en el pecho, un payaso en un brazo y la letra E, en el otro.

A las 9:30 de la mañana del sábado también se escenificó un asesinato en el residencial Yukiyú, en Loíza. La víctima fue identificada como Devan Chadier Ramos, de 18 años, quien era vecino de la urbanización Santiago.

Mientras que a las 12:50 del mediodía de ese mismo día fue asesinado a balazos Frankie Joel Cales Marcucci, de 40 años, en hechos escenificados en el kilómetro 4.6 de la PR-132, en el barrio Macaná, en Guayanilla.

De otra parte, a las 7:30 de la mañana de ayer, fue asesinado a balazos un hombre en el residencial Villa España, en Puerto Nuevo. La víctima fue identificada de inmediato por su pareja como Braulio Omar Peña Quiñones, de 31 años. Era vecino del edificio 3 y fue ultimado a pasos de su hogar frente al edificio 4. Un pistolero se le acercó disparándole al pecho y abdomen.

De igual forma, el cadáver de un hombre con un fuerte golpe en la cabeza y una soga atada al cuello fue hallado a eso de las 10:50 de la mañana del domingo en un camino vecinal que conduce a una vaquería en el sector Ciénaga, en el barrio Peña Pobre. La Policía recibió temprano una llamada anónima donde un ciudadano informó del asesinato de un hombre. Un rato después otro vecino llamó para informar del hallazgo del cadáver.

Miguel Rivera Puig, EL VOCERO

Fuente: EL VOCERO

Share
Temas: Categorías: America Puerto Rico

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds