El presidente Donald Trump emitió un ultimátum el 24 de junio, exigiendo que los socios que negocian con Estados Unidos eliminen “las barreras y aranceles comerciales artificiales” o que enfrenten acciones recíprocas.

“Estados Unidos insiste en que todos los países que han establecido barreras comerciales y aranceles artificiales para los productos que ingresan a su país, deben eliminanr esas barreras y aranceles o recibirán más que reciprocidad de EE. UU. ¡El comercio debe ser justo y dejar de ser una calle de sentido único!”, escribió el Presidente en Twitter.

El ultimátum del Presidente llega dos días después de que advirtió a la Unión Europea que Estados Unidos impondría un arancel del 20 por ciento sobre los automóviles importados a menos que la UE elimine sus aranceles y barreras comerciales. El anuncio hizo caer las acciones de fabricantes de autos europeos.

El mes pasado, la administración Trump impuso un arancel al acero y al aluminio importados de la Unión Europea, Canadá y México. Todos respondieron que estaban trazando planes para aplicar alzas recíprocas.

A principios de este mes, la Casa Blanca impuso un arancel del 25 por ciento sobre productos chinos por valor de USD 50.000 millones. Beijing respondió con planes de aplicar aranceles recíprocos para los productos estadounidenses, lo que generó un contragolpe de Trump: el Presidente anunció un arancel del 10 por ciento sobre USD 200 mil millones adicionales de productos chinos.

Trump hizo su campaña presidencial con la promesa de colocar los intereses estadounidenses primero en el escenario mundial. El Presidente culpa a los anteriores gobiernos por haber sido demasiado débiles en el comercio.

Trump ha sido inflexible sobre sus medidas comerciales a pesar de la oposición dentro y fuera del país. En el último tiff, Trump sacó la firma de los Estados Unidos del comunicado del G7 y criticó duramente al primer ministro canadiense Justin Trudeau por anunciar contra aranceles a los productos estadounidenses.

Estados Unidos se encuentra en las últimas etapas de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México. Trump ha estado dispuesto a cancelar el trato si las demandas estadounidenses no se cumplen. En ese caso, los representantes comerciales de EE. UU., negociarían acuerdos por separado con cada nación.

Las críticas en casa han llegado a Trump desde ambos lados del pasillo. Los Conservadores generalmente se oponen a los aranceles, especialmente contra los aliados, mientras que los Demócratas han encontrado fallas en prácticamente todas las políticas de Trump. Los principales medios de comunicación han recogido las críticas, pero la narrativa es falsa, según el Secretario de Estado Mike Pompeo.

“Hay un mito de la retirada estadounidense del mundo, y debo decirles que es solo un mito”, dijo Pompeo el 22 de junio. “La agenda del presidente Trump es la más procomercial y la más internacional de cualquier Presidente en la historia”.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds