Proética planteará al Congreso un mecanismo para reemplazar a fiscales supremos cuestionados hasta que se consolide el nuevo CNM

José Ugaz señala que es un clamor popular que el fiscal de la Nación, Pedro C...
José Ugaz señala que es un clamor popular que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, renuncie al cargo. (Foto: Juan Ponce/ Archivo El Comercio)

José Ugaz adelanta detalles de la propuesta de Proética para establecer un régimen transitorio en el Ministerio Público hasta que el nuevo Consejo Nacional de la Magistratura entre en funciones. El primer paso sería reemplazar a cuatro fiscales supremos cuestionados, empezando por Pedro Chávarry.

— ¿Lo mejor para el país en este momento es que el fiscal de la Nación renuncie?
Es un clamor nacional. Se han pronunciado no solo instituciones y personalidades externas, sino que la propia fiscalía, a través de distintos órganos colegiados e individuales, viene pidiendo que el señor piense en la institucionalidad del Ministerio Público y deje su personalismo de lado. El argumento de que él es autónomo y que todo esto es una conspiración porque es el adalid de la anticorrupción ya suena a broma.

— Él se niega a dimitir bajo el argumento de que no cometió delitos. ¿Cuál sería el camino para salir de esta crisis?
Proética presentará un proyecto de ley a la CAN [Comisión de Alto Nivel Anticorrupción] sobre un régimen transitorio. [La iniciativa] consiste en convocar a los presidentes de las juntas de fiscales superiores para que estos elijan al reemplazante de cada uno de los cuatro fiscales supremos con sospechas de vinculaciones con el crimen organizado: Chávarry, [Víctor] Rodríguez Monteza, Tomás Gálvez y el que está en el Jurado Nacional de Elecciones [Luis Arce]. Sería hasta que se consolide el nuevo CNM, que se estima puede ser en 90 días.

— ¿Y quién asumiría como fiscal de la Nación?
Esta junta transitoria sería el órgano de gobierno del Ministerio Público, con lo cual no se afecta su autonomía, y decidirá quién será el fiscal de la Nación transitorio. El encargado de convocar a los presidentes de esas juntas sería el supremo más antiguo que no esté en investigación.

— El fiscal más antiguo es Pablo Sánchez, a quien se culpa de no haber dado celeridad al Caso Lava Jato cuanto dirigió la fiscalía.
No tiene nada que ver si está cuestionado por otros o no, pues no tiene investigación penal. Se limitaría a convocar a los presidentes de las juntas de fiscales y son estos los que decidirían quiénes entrarían transitoriamente como fiscales supremos.

— ¿Y los nuevos supremos serían elegidos bajo algún mecanismo en particular?
Los criterios tienen que fijarlos ellos. Si se quiere respetar la autonomía del Ministerio Público yo supongo que, más que el criterio de antigüedad, tiene que primar el de idoneidad, ahora que está bajo cuestión la integridad de sus representantes.

— ¿La idea es que los miembros de la CAN hagan suyo el proyecto y lo deriven al Congreso?
Va a ser puesto en conocimiento de todos los miembros de la asamblea el lunes. La idea es que la CAN lo canalice y, como ocurrió en la mesa de diálogo que tuvimos por la crisis del año 2000, eso pueda pasar con dispensa para que el Congreso adopte una medida que es urgente y transitoria, y no debería generar resistencia.

— ¿Cree que prospere la denuncia constitucional contra Pedro Chávarry en el Congreso?
Si persiste la actitud de Fuerza Popular, evidentemente no. En la última cita de la CAN, la congresista Yeni Vilcatoma, que asistió en representación del Congreso y Fuerza Popular, ha tenido una actitud absolutamente cerrada y confusionista porque ha argumentado que no se puede expulsar al Ministerio Público de la CAN y nadie había pedido eso. Lo único que se había pedido es que, mientras esté investigado, Chávarry se abstenga de participar en la CAN y que el Ministerio Público sea representado por otra persona. Ya hubo un antecedente con el caso del ex contralor Edgar Alarcón y el ex fiscal Carlos Ramos.

— ¿Solo Vilcatoma se opuso a la salida de Chávarry?
La única que se ha opuesto ha sido la señora Vilcatoma. Todos los demás estaban a favor, incluido el representante del Ministerio Público, que no dijo estar a favor pero tampoco se opuso.

— Hace un año me dijo que el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski no tenía el tema anticorrupción en su ADN. ¿El presidente Vizcarra lo tiene?
El presidente empezó bastante tímido en esta materia y fue duramente cuestionado. De pronto hubo una reacción muy sana a raíz de la explosión del caso de Los Cuellos Blancos del Puerto, y de allí para adelante hemos visto a un presidente que le ha dado prioridad al tema y está peleando su agenda para que se puedan movilizar las decisiones que resuelvan el problema. Si mantiene esa decisión y ese liderazgo, entonces tendremos un presidente que sí puede contribuir significativamente al cambio.

Rocío La Rosa Vásquez

Fuente: EL COMERCIO

Share
Temas: Categorías: America Perú Destacadas

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds