En medio de un reportaje, el salteño se quebró y volvió a apuntar a los privilegios de la clase política.

Alfredo Olmedo durante una sesión Especial en la Cámara de Diputados del Cong...
Alfredo Olmedo durante una sesión Especial en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación . (Foto: Luciano Thieberger)

Alfredo Horacio Olmedo, el diputado salteño de la campera amarilla, volvió a ser noticia, aunque esta vez no se debió a sus controvertidas posturas, sino a que se quebró en llanto durante un reportaje en televisión.

El dirigente del unibloque Salta Somos Todos fue invitado al piso del canal local “Qué pasa Jujuy” y luego de un extenso análisis sobre la situación del país se emocionó.

Lo devastaron al país, usted está escuchando, Campo Quijano, portal de la patria, portal de Los Andes, drogas adentro de la escuela”, dijo entre lágrimas.

El diputado salteño pidió disculpas por haberse quebrado al aire durante el reportaje y dejó un mensaje final, aunque sin poder contener el llanto. “Viva la Argentina, yo la sueño de otra forma, que salga adelante”, alcanzó a decir sobre el final del programa.

Días atrás, Olmedo protagonizó un escándalo en el Congreso, cuando se levantó de su banca e hizo caer el quórum que necesitaba la oposición para tratar la sesión especial por tarifas.

Luego, a la siguiente semana se presentó, siempre con su clásica campera, y llevó una pala de color amarilla al recinto con un mensaje dedicado a sus colegas diputados: “Que prueben trabajando”, ironizó al ingresar al debate.

Ahora, volvió a la carga contra la clase política, a la que acusó de tener privilegios por sobre la población, pero le agregó una cuota de dramatismo.

Y cargó contra la dirigencia política que “se pasea en los aviones privados”.

Otros llantos famosos

Sin duda, en medio de la crisis cambiaria y la reaparición en escena de Domingo Cavallo trajo varios recuerdos del reciente pasado, como cuando el entonces ministro de Economía de Carlos Menem lloró ante Norma Plá, la cara visible de la lucha de los jubilados.

Fue un 5 de junio de 1991, Cavallo se encontraba en un mano a mano con Plá que le pedía por los jubilados y el entonces poderoso ministro también se quebró. “No llore señor ministro, tenga fuerza”, le dijo la dirigente de los Jubilados. Afuera, las imágenes que transmitía Canal 13 eran seguidas por miles de jubilados que protestaban en la calle. “Yo no le creo, son lágrimas de cocodrilo”, dijo uno de los manifestantes.

Otro dirigente político sensible es Carlos Zannini, el ex secretario de Legal y Técnica que en 2014 se largó a llorar en el Senado de la Nación al recordar a ex empleados de YPF.

Pero el llanto público de Zannini tiene un antecedente en sus inicios kirchneristas cuando en la legislatura de Santa Cruz, fue designado como juez de la Corte Suprema provincial y un audio registró ese momento. En 2015, cuando era compañero de fórmula de Daniel Scioli se quebró y lloró durante una entrevista exclusiva con la señal C5N, al evocar a la presidenta Cristina Kirchner a quien calificó de ser “una mujer muy grande”.

Este año, volvió a romper en llanto tras conseguir la liberación de la cárcel y ser recibido por militantes, junto a sus familiares, que habían ido a recibirlo al penal de Ezeiza.

Otro dirigente del kirchnerismo con un paso por las rejas y que no pudo contener las lágrimas al recordar su paso por la cárcel es Amado Boudou.

El ex vicepresidente se le cargaron los ojos de lágrimas mientras recordaba su paso por un pabellón del penal de Ezeiza donde estuvo preso hasta el 12 de enero por orden del juez Federal Ariel Lijo.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds