El TOF 3 tiene que enjuiciar de nuevo al ex reducidor de autos robados, Carlos Telleldín, que entregó la Trafic usada como coche bomba.

Cristóbal López se retira a principios de año de los Tribunales Comodoro Py. ...
Cristóbal López se retira a principios de año de los Tribunales Comodoro Py. FOTO PEDRO LÁZARO FERNÁNDEZ

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 (TOCF3) resultó sorteado para intervenir en el juicio oral y público que determinará si el detenido empresario Cristóbal López cometió delito al no remitir en tiempo y forma a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) el Impuesto a la Transferencia de Combustibles que cobraba como agente de retención cada vez que un usuario cargaba nafta o gasoil en las estaciones de servicio de la quebrada empresa Oil Combustibles.

Se trata de los 8 mil millones de pesos reclamados en 2016 por la AFIP en el marco del concurso de acreedores de la firma declarada ahora en quiebra y que, intereses mediante, asciende ahora a unos 16 mil millones de pesos. Como la AFIP también denunció penalmente al empresario ligado al kirchnerismo por un fraude al Estado, éste será sometido a juicio, quizás a partir del año que viene, por el TOCF3. López fue beneficiado con planes de pago especiales que no cumplía por la administración del órgano recaudador cuando éste era dirigido por Ricardo Echegaray durante el kirchnerismo.

El tribunal, de pocos antecedentes en casos de repercusión pública desde su actual integración, tiene una apretada agenda futura con expedientes que sí atañen a cuestiones que en su momento llegaron a los diarios. Actualmente lleva adelante el juicio contra el ex presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Rubén Beraja, por fraude al Banco Central y a los ahorristas del desaparecido Banco Mayo.

En esta causa, Beraja adelantó al tribunal su intención de denunciar al juez que instruyó la causa, el ya renunciado Norberto Oyarbide, investigado en otro expediente por presunto enriquecimiento ilícito y siempre sospechado por su actuación en el caso por el que mandó preso al ex titular de la DAIA y vinculado con unos multimillonarios terrenos de Puerto Madero.

El TOCF3 está integrado actualmente por los jueces Andrés Basso, Javier Ríos y Fernando Machado Pelloni. Basso llegó a Comodoro Py luego de haber actuado en la Justicia federal de Lomas de Zamora. Ríos tomó repercusión pública cuando intervino en el caso de la adolescente Angeles Rawson, asesinada por el portero Jorge Mangeri, según determinó un tribunal oral y confirmó luego la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional. Mangeri había sido procesado por Ríos como juez instructor y el portero finalmente fue condenado a prisión perpetua. Antes de llegar a Comodoro Py, Machado Pelloni había sido defensor oficial.

Pero pese a los deseos de la AFIP de un juicio rápido contra López y su también detenido socio Fabián de Sousa, el TOCF3 tiene una apretada agenda de casos que tuvieron su repercusión pública. Entre ellos se encuentran los de la empresa alemana Siemens y la anulada contratación que el gobierno de Carlos Menem había hecho para la confección de documentos de identidad y en la que medió el pago de millonarias coimas, según admitió la firma ante autoridades de los Estados Unidos.

El mismo tribunal también juzgará a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona por haber defendido desde su público cargo estatal a la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la causa por la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el atentado terrorista de 1994 contra la AMIA y por su actuación en la estatización de Aerolíneas Argentinas.

Además, según recordaron fuentes judiciales, este mismo tribunal tiene en agenda el juzgamiento del ex intendente de la ciudad correntina de Itatí Natividad “Roger” Terán, procesado por narcotráfico, la megacausa por el negocio de la droga en la porteña ex Villa 31 y el escándalo IBM-DGI, de la época del gobierno menemista.

Y, por si fuera poco, deberá juzgar nuevamente al “reducidor” de autos Carlos Telleldín por orden de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para determinar su responsabilidad en la muerte de las 85 personas fallecidas en el atentado terrorista de 1994 contra el edificio sede de la AMIA y la DAIA.

López, procesado y también elevado a juicio en otras causas como las relacionadas con los alquileres de propiedades de la familia Kirchner en un presunto caso de lavado de dinero, fue detenido el año pasado por orden del juez federal Julián Ercolini pero liberado luego por una polémica decisión de los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah, que se apartaron de sus cargos luego de las críticas y denuncias recibidas por esa medida. Ahora volvió a prisión por decisión de la Cámara Federal de Casación Penal.

Lucio Fernández Moores

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds