Gerry Rice coincidió con el diagnóstico de Macri y evitó hablar de pedidos de ajuste o devaluación. Este viernes, reunión clave.

Andrew Harrer David Lipton, directivo del FMI, junto a Christine Lagarde, tit...
Andrew Harrer David Lipton, directivo del FMI, junto a Christine Lagarde, titular del organismo, y el vocero, Gerry Rice. (Bloomberg)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió la actitud del Gobierno para encarar la crisis y aseguró que, en coincidencia con lo señalado este miércoles por el presidente Mauricio Macri, el acuerdo que están negociando con el organismo en Washington, “es un programa que pertenece plenamente a la Argentina”. “El FMI tiene un papel de apoyo a lo decidido por la Argentina”, resaltó.

El ministro Dujovne con Lagarde, titular del Fondo, la semana pasada.
El ministro Dujovne con Lagarde, titular del Fondo, la semana pasada.

En una conferencia de prensa que brindó este jueves, el Director de Comunicaciones del FMI, Gerry Rice, mostró un fuerte apoyo a la administración argentina: “Celebramos los comentarios de Macri de ayer, que demuestran que el Gobierno reconoce los desafíos que hoy tienen impacto en la economía argentina, la voluntad del Gobierno de encarar esos desafíos y la determinación para llegar a un crecimiento equilibrado, inclusivo y creador de empleo para proteger a la población más vulnerable”, señaló.

El portavoz no quiso revelar los detalles del acuerdo “stand by” de “alto acceso” que la Argentina está negociando con el FMI aquí en la capital estadounidense ni sobre posibles condiciones que impondría ni montos a desembolsar, aunque no descartó que fuera un acuerdo “precautorio”, es decir que quedara a disponibilidad para cuando nuestro país quisiera solicitarlo.

Pero respecto de lo que afirmó Macri este miércoles en su conferencia de prensa –el FMI no impondría condiciones, sino que conversaría con el Gobierno sobre objetivos y que no hay una “agenda oculta”–, Rice fue enfático: “Sobre los objetivos y metas, estamos plenamente de acuerdo con lo que dijo Macri ayer. Se trata de las prioridades de Argentina. Es un programa que pertenece plenamente a Argentina y el FMI tiene que cumplir el apoyo a lo decidido por Argentina y esa será la esencia”.

Más tarde siguió: “Son muy importantes para el FMI las prioridades de Argentina. Nosotros nos esforzaremos por apoyar las prioridades del Gobierno”.

En cuanto a la gestión general de la crisis por parte del Gobierno, Rice dijo que “las autoridades argentinas han manejado de forma acertada algunos de los temas que se plantearon estos días, por ejemplo, la refinanciación de los bonos del Banco Central, y confiamos en que seguirán manejando la situación en forma oportuna”.

Preguntado si el FMI ya no es el mismo que negoció con la Argentina en el pasado, como argumenta el Gobierno, Rice señaló que la situación de nuestro país es distinta a la de 15 o 20 años atrás, pero que también en el organismo se ha transformado.

“Nosotros hemos cambiado y nos hemos adaptado a las necesidades cambiantes de nuestros miembros. Se hace mucho más hincapié en la protección social, en proteger a los más vulnerables de los costos del ajuste, le prestamos mucha más atención a los temas de desigualdad, de crecimiento inclusivo y nuestra caja de herramientas es mucho más flexible, puede reaccionar mejor ante las necesidades”, aseguró Rice.

Una delegación de funcionarios y técnicos argentinos está trabajando desde el miércoles en Washington para ultimar detalles de acuerdo. El secretario de Hacienda, Rodrigo Pena; el jefe de asesores de esa cartera, Guido Sandleris, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, continuaron estos días las conversaciones “informales” que se iniciaron la semana pasada.

La delegación volverá a Buenos Aires recién el viernes, luego de que ese día se inicie oficialmente el proceso, ya que el Directorio Ejecutivo del organismo se reunirá para analizar el caso argentino y, como se estima, dará el visto bueno para iniciar las negociaciones formales. No habrá este viernes decisiones sobre el programa, dijo Rice, sino que el board será informado sobre los últimos acontecimientos en la Argentina y los detalles del pedido del Gobierno.

A partir de entonces, agregó el portavoz, seguirán las conversaciones formales y luego habrá otra reunión oficial del directorio para tomar una decisión final sobre el programa argentino. No especificó fechas, aunque aclaró que “nuestra intención es avanzar con celeridad”.

Paula Lugones

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds