A falta de dos meses para cerrar el 2018, las empresas locales han emitido solo el 48% de la deuda tomada en el 2017. Resalta la ‘solarización’ de las emisiones y caída de la calidad de la deuda

(Foto: Difusión)
(Foto: Difusión)

En el 2018 la inversión privada en el país ha mostrado señales de aceleración, pero el endeudamiento corporativo en el mercado de capitales se ha estancado. Según estimados de Credicorp Capital, en lo que va del año las empresas locales han emitido deuda por unos US$3.575 millones. Este monto representa apenas el 48% de toda la deuda colocada durante el 2017; que totalizó US$7.563 millones.

De acuerdo con la entidad, un problema fundamental es la falta de proyectos de inversión grandes que requieran montos importantes por desembolsar.

Entonces, ante la falta de proyectos, buena parte de la emisión de deuda consiste en una estrategia financiera para extender el vencimiento de los pasivos; un procedimiento denominado “reperfilamiento” de la deuda.

Este año, cerca de 40% del total emitido corresponde a operaciones de reperfilamiento, apunta Alejandro Ortiz de Zevallos, director de créditos estructurados de Credicorp Capital. La cifra es el doble del promedio histórico; que se estima en un 20% del total de deuda emitida en el mercado de capitales.

CAMBIO DE TENDENCIA

Del nuevo endeudamiento que han tomado las firmas locales, unos US$1.009 millones han sido emitidos en el mercado de capitales local y hay dos características nuevas que difieren de la dinámica vista en años previos. 

Un primer factor es la tendencia hacia ‘solarizar’ la deuda, es decir, endeudarse cada vez más en soles para evitar el riesgo cambiario. Este año se ha logrado un récord de 96% de emisiones colocadas en moneda local, y solo 4% en dólares. Esto, en un contexto en que la subida de tasas de interés en Estados Unidos, y la aparente fortaleza de su economía, ha llevado a que el dólar se aprecie.

Además de esto, se percibe una caída en la calidad de la deuda que se emite. En el 2017, por ejemplo, el 65% de las emisiones tenía una calificación de riesgo AAA; la más alta posible. Este año, solo 56% alcanza dicho ráting. En tanto, la participación de deuda con calificación AA+ pasó de 8% a 20%.

Un punto importante adicional es que, al ver el detalle por sectores productivos donde operan las firmas, las del sector agroindustrial han desaparecido del mapa en el mercado de capitales; el año pasado, el 5% de la deuda emitida en el mercado local era de estas firmas. En tanto, las del sector inmobiliario y de ‘retail’ han ganado participación en los últimos dos años.

Redacción EC

Fuente: EL COMERCIO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds