La directora ejecutiva de la Junta Federal de Control Fiscal, Natalie Jaresko, buscó ayer afianzar el poder que tiene el organismo sobre el gobierno y dijo que los jefes de agencia que tengan dudas sobre cómo operar c…

“Escuela” para los jefes de agencia

La directora ejecutiva de la Junta Federal de Control Fiscal, Natalie Jaresko, buscó ayer afianzar el poder que tiene el organismo sobre el gobierno y dijo que los jefes de agencia que tengan dudas sobre cómo operar con el presupuesto certificado deben reunirse con ella para que se los explique.

Puso en duda que los jefes de agencia no puedan trabajar con este presupuesto, indicó que los portavoces del gobierno no le han manifestado esta queja y reiteró que cualquier cambio que se haga en las asignaciones presupuestarias tiene que contar con el aval de la junta.

Jaresko definió el presupuesto como una “herramienta” que la junta puede usar para garantizar que se implemente el plan fiscal.

“Los invito a que vengan y trabajen con nosotros para entender el presupuesto, para entender lo que conllevó hacer esos cálculos. Hay muchas variables para entender lo que conlleva un presupuesto. Sabemos que hay diferencias (con el presupuesto del gobierno). Lo dejaron claro en la demanda (sometida ante la jueza Laura Taylor Swain). Pero necesitamos dejar eso atrás y trabajar juntos”, señaló Jaresko.

“Hay asuntos que se pueden trabajar con los cambios en el presupuesto y eso lo hicimos el año pasado”, puntualizó en una mesa redonda con los medios.

Asimismo, puso en duda que los jefes de agencia tengan desde ya problemas de estrechez económica e insistió en que el año fiscal comenzó hace dos meses. El presupuesto certificado por la junta, dijo, se hizo en “colaboración” con el gobierno.

“No han venido donde nosotros con el mensaje de que no pueden operar. No puedo entender que alguien diga que no puede operar cuando estamos en el segundo mes del año fiscal. Si eso realmente es así, deben venir donde mí esta noche”, sentenció Jaresko. “Quiero saber quién no tiene dinero suficiente para operar en el segundo mes del año fiscal. Encuentro eso prácticamente imposible”.

La jueza Swain determinó esta semana que el gobierno debe usar el presupuesto certificado por la junta fiscal y no el aprobado por la Legislatura y firmado por el gobernador Ricardo Rosselló. El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, dijo entonces que el Negociado de la Policía quedaría inoperante si se aplican los recortes contemplados en el presupuesto de la junta.

Jaresko afirmó ayer que el presupuesto que certificaron tiene dinero para cumplir con la reforma de la Uniformada y para dar un aumento a los policías. El resto, dijo, tendrá que venir de medidas como el cierre de cuarteles y los cambios en horarios para evitar el pago de horas extras.

“El secretario (Pesquera) está bienvenido a venir a hablar conmigo y lo podemos discutir con él línea por línea, número por número. Es complicado. No es simplemente cortar un presupuesto sin pensar”, afirmó Jaresko.

“Les debo recordar que esto fue preparado con el gobierno y fue hecho pensando en que queremos servicios eficientes y que ustedes digan mañana que están felices y satisfechos con la seguridad en esta isla”, manifestó.

La secretaria de Hacienda designada, Teresita Fuentes, ya se reunió con Jaresko y hay en agenda otro encuentro.

Según la directora ejecutiva del organismo fiscal, el presupuesto certificado por la junta puede modificarse para cambiar partidas, pero no sin el aval de la junta. Contestó en la afirmativa cuando se le preguntó si la decisión de la jueza Swain da a entender que la junta puede retener los fondos del gobierno si no se siguen las instrucciones del plan fiscal y el presupuesto certificado.

“La implementación es todo y necesitamos colaborar para asegurarnos de que estos planes sean implementados”, sostuvo. “Ella (Swain) dice que el presupuesto es la herramienta que tenemos para lograr que se implementen los cambios. Creo que eso es correcto en asuntos como la reducción del gobierno. Si las cosas no se implementan, la junta tiene una herramienta y eso es el presupuesto. En el próximo presupuesto puedes reflejar las reducciones en gasto que fueron requeridas, aun cuando no hayan implementado los cambios”.

Mirarán las órdenes ejecutivas

Asimismo, Jaresko aseguró que la decisión de la junta de revisar las órdenes ejecutivas que firme el gobernador es cónsona con los poderes que tiene bajo la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (Promesa, por sus siglas en inglés).

Mencionó como ejemplo la orden ejecutiva para aumentar el sueldo a los que sean empleados de contratistas gubernamentales. Dijo que esta revisión será similar a la que hacen de los contratos con el gobierno.

“Esto siempre ha sido parte del mandato de Promesa y es nuestro trabajo”, indicó Jaresko. “Queremos revisarlas (las órdenes ejecutivas) y asegurarnos que son cónsonas con el plan fiscal. No hay nada particular que haya provocado esto, ningún evento. Es solo una manera de cumplir con nuestro mandato”.

Maricarmen Rivera Sánchez, EL VOCERO

Fuente: EL VOCERO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds