La candente pugna interna del Partido Popular Democrático (PPD) que puso en jaque a Héctor Ferrer como presidente de la colectividad y Roberto Prats como aspirante a la gobernación para las próximas elecciones general…

Intenso día para el PPD

La candente pugna interna del Partido Popular Democrático (PPD) que puso en jaque a Héctor Ferrer como presidente de la colectividad y Roberto Prats como aspirante a la gobernación para las próximas elecciones generales continuaba sin resolverse anoche durante la reunión de la Junta de Gobierno de la Pava.

Al cierre de esta edición, el encuentro estaba en todo su apogeo. Los miembros del ente rector exigían respuestas concretas sobre la información que salió a relucir de que tanto Ferrer como Prats habían trabajado asuntos legales para la compañía de relaciones públicas y cabildeo DCI Group.

Esta firma supuestamente cabildeó en contra de la reestructuración de la deuda de Puerto Rico y a favor de que se les pagara a los bonistas entre 2015 y 2016, periodo en que gobernaba Alejandro García Padilla, expresidente del PPD.

Los miembros de la Junta de Gobierno comenzaron a llegar pasadas las 4:00 p.m., pero la reunión comenzó a eso de las 6:30 p.m., con una asistencia de 23 de los 33 integrantes del ente rector. El único exgobernador presente fue Aníbal Acevedo Vilá.

“Vengo confiado en que aquí el Partido Popular tiene un reto y tiene una oportunidad. Tiene un reto de demostrarle al pueblo de Puerto Rico cómo va a manejar esta controversia y tiene un reto de poder enseñarle al pueblo de Puerto Rico de que está hecho el Partido Popular. Si aquí en el día de hoy (ayer) vamos a poner la justicia por encima de la injusticia y si vamos a poner la verdad por encima de la mentira”, dijo Prats a su llegada a la sede del PPD en Puerta de Tierra.

Cuarenta y cinco minutos antes de que iniciara la reunión, el exgobernador Alejandro García Padilla compartió un vídeo en las redes sociales donde expresaba que no estaría asistiendo, pero pidió que esta controversia fuese atendida con “prudencia” y “firmeza”.

“No se puede tratar de un ardid procesal pensando en las elecciones, sino de lo que representamos como partido, o mejor planteado aún, de a quién representamos como partido. No se puede servir a los puertorriqueños y a los acreedores extranjeros al mismo tiempo. O con Puerto Rico o en su contra”, agregó.

García Padilla indicó que los acontecimientos recientes, igual que la oposición interna que sufrió cuando dirigió el País, representan lo opuesto a lo que se supone sea el PPD.

“Algunos de los nuestros entorpecieron ese retornar del partido a sus raíces muñocistas. Los mismos que ahora se censuran unos a otros. Tan mal estuvieron los que contrataron con los grandes acreedores extranjeros y sus representantes como los que se opusieron al IVA en la Legislatura y en las alcaldías. Pude evitar las lanzas, mas no el puñal. Son los mismos, con la excepción de uno, que siempre me habló de frente”, agregó.

Por su parte, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, expresó que tenía que haber un mensaje contundente al País sobre dónde está parado el PPD. Esta dejó entrever en sus declaraciones a la prensa que Ferrer debía dimitir a su cargo en la colectividad.

“No es malo trabajar. Aquí a nadie se le está echando culpa por trabajar, pero en el ejercicio del trabajo uno decide si uno trabaja para los que le hacen daño a las causas que su partido promueve. No se puede estar con Dios y con el diablo”, mencionó.

“Si no pasa algo, pasa porque se le estará diciendo al pueblo de Puerto Rico que no somos alternativa…”, dijo Cruz.

“A lo mejor hoy no pasa nada, pero si no pasa nada, pasa algo porque el partido le estará diciendo al País de qué lado está la Junta de Gobierno”, concluyó la alcaldesa capitalina.

Pasan la papa caliente

Temprano ayer hubo una reunión de Ferrer con los representantes y senadores del PPD, donde luego que estos escucharon las explicaciones del líder popular no quisieron ni siquiera llevar a votación una moción del representante Manuel Natal, quien solicitó la renuncia de Ferrer a la presidencia y de Prats a la Junta de Gobierno.

Luego de que Natal solicitara la dimisión de Ferrer, el representante Luis Raúl Torres presentó una moción para que el asunto se llevara a votación. El portavoz popular en la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández, lo secundó.

Pero, los representantes populares optaron mayoritariamente por no llevar el asunto a votación y prefirieron dejarlo en manos de la Junta de Gobierno.

A la reunión de los legisladores acudieron 17 de los 23 senadores y representantes del PPD. Prats no acudió al cónclave. A su salida, Natal reiteró que no quedó complacido con las explicaciones que ofreció Ferrer y no precisó si continuará como miembro del PPD en caso de que no se tome acción contra el presidente de la colectividad.

“Mi posición es clara. Creo que existe un conflicto insalvable entre la posición que mantuvieron Ferrer y Prats con las posiciones de liderato que ocupan en la Junta de Gobierno y les pedí que pongan a disposición del Partido Popular esas posiciones. La conferencia legislativa no le dio paso, esperamos que la junta actúe”, dijo Natal.

“Vamos a darle la oportunidad que la junta se exprese y una vez se expresen, cada persona que se identifique como miembro del Partido Popular tendrá que tomar una decisión de si el instrumento de lucha es o no el Partido Popular”, concluyó el legislador.

La periodista Maricarmen Rivera Sánchez contribuyó en esta historia.

Yaritza Rivera Clemente, EL VOCERO

Fuente: EL VOCERO

Share
Temas: Categorías: America Puerto Rico

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds