Excluyen su eliminación de la reforma contributiva

Muchos comerciantes en Puerto Rico han destacado que el tributo que incide so...
Muchos comerciantes en Puerto Rico han destacado que el tributo que incide sobre los inventarios encarece el almacenamiento de artículos. (GFR Media)

El Senado y la Cámara de Representantes acordaron que no considerarán la eliminación del impuesto sobre los inventarios dentro del proyecto de reforma contributiva que aprobarían a finales de este mes, confirmaron ayer, por separado, los presidentes legislativos, Carlos “Johnny” Méndez y Thomas Rivera Schatz.

Tanto el líder del Senado como su homólogo en la Cámara afirmaron que la eliminación de este tributo sería incluida en otro proyecto de ley, tal y como había recomendado el gobernador Ricardo Rosselló Nevares y la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes.

Hasta ayer, la Cámara de Representantes había advertido que atendería los cambios del impuesto sobre la propiedad mueble que aplica a los inventarios como parte de la reforma contributiva.

“Ya se decidió. No se va a poner dentro de la reforma… La eliminación del impuesto al inventario va, pero lo vamos a sacar aparte”, dijo Méndez durante un recorrido que hizo con el gobernador por la isla municipio de Vieques.

Lo que sí se mantendrá en la reforma contributiva es la “legalización” de las llamadas máquinas de entretenimiento para adultos o tragamonedas que están fuera de los casinos. La idea con este proyecto de videolotería es allegar ingresos nuevos al fisco sin que conlleve la aprobación de nuevos impuestos, explicó Méndez.

Además de las licencias y marbetes que en la actualidad pagan estas máquinas, la intención de la mayoría novoprogresista es que quienes juegan en estas tragamonedas puedan recibir premios. Con la legalización, el Departamento de Hacienda retendría una porción de las jugadas, como ocurre en los casinos.

La determinación ocurrió un día después que la Cámara de Representantes y el Senado acordaran los lineamientos generales que se avalarían con la reforma al Código de Rentas Internas. También se produce luego que Méndez se reuniera con la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko.

Análisis simultáneo

Por su parte, el representante Antonio “Tony” Soto, presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, indicó que, a pesar de que la eliminación del impuesto sobre los inventarios estaría fuera de la reforma contributiva, ambas piezas legislativas serían aprobadas simultáneamente.

Insistió en que los ingresos que perderían los municipios con la eliminación del impuesto sobre los inventarios serían sustituidos con lo que produzca la legalización de los premios en las tragamonedas.

“Voy a estar sustituyendo ese ingreso de los municipios con las máquinas y otras fuentes de ingreso”, anticipó Soto, quien ha rehusado dar más información sobre las alternativas que se discuten.

Fuentes de El Nuevo Día afirman que la idea más adelantada es que, con las tragamonedas, se cree un nuevo fondo especial para los ayuntamientos de unos $160 millones, que estaría bajo el control de la Asamblea Legislativa.

Ayer, Rivera Schatz dijo que se discuten de “cinco a seis” opciones. No precisó cuál favorecería. Alertó, sin embargo, que este asunto debe ser atendido “con detenimiento” porque puede alterar las finanzas maltrechas de los municipios.

“Tú no puedes legislar o modificar ese impuesto si no tienes la total garantía de que la alternativa que estás planteando va a generar ingresos iguales o mayores para que la estabilidad económica de los gobiernos municipales se mantenga saludable”, apuntó el presidente senatorial durante la segunda Cumbre Municipal, convocada por el Senado y que tuvo lugar en el teatro Manuel Méndez Ballester, en Aguadilla.

Durante el cónclave con los ejecutivos municipales, Rivera Schatz dijo desconocer los detalles de la nueva medida legislativa que trabajaría la Cámara para eliminar la porción del impuesto sobre los inventarios.

Entretanto, la presidenta de la Comisión de Hacienda del Senado, Migdalia Padilla, afirmó en una entrevista con El Nuevo Día que, por el momento, en la Cámara alta no se contempla dar paso a la eliminación del gravamen sobre los inventarios. Este tributo abastece principalmente las cuentas de los municipios.

“El presidente del Senado fue claro en que cualquier proyecto que intente paralizar o eliminar el impuesto al inventario no entra, no va”, dijo Padilla.

Se diluyen las diferencias

El gobernador había reclamado que la eliminación de esa porción del impuesto fuera trabajada en otro proyecto de ley. De hecho, este tributo está contenido en las leyes que rigen el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) y no en el Código de Rentas Internas, que es lo que se enmendaría con la reforma contributiva.

El martes, el primer ejecutivo advirtió que no avalaría la reforma si se alejaba mucho de la propuesta inicial que envió a la Legislatura a mediados de abril.

A inicios de mes, la secretaria de Hacienda anticipó que los cambios introducidos por la Cámara de Representantes a la reforma contributiva no podían ser aprobados porque incumplían con el requerimiento de mantener el mismo nivel de ingresos que recibe el gobierno en la actualidad, de alrededor de $9,000 millones.

Ayer, sin embargo, cuando Rosselló Nevares fue abordado sobre el tema, indicó que las diferencias que se habían recrudecido a inicios de mes se estaban reduciendo “significativamente”.

“Mi expectativa es que se mantenga la visión amplia que hemos delineado”, dijo el gobernador en una conferencia de prensa en la que anunció el inicio de la “nueva ruta” para el transporte marítimo entre Ceiba y las islas municipio de Vieques y Culebra.

El martes, el ejecutivo también precisó que los “pilares” de la reforma son la reducción del Impuesto sobre las Ventas y Uso en los alimentos preparados, la eliminación del tributo sobre las transacciones entre negocios, la restauración del crédito por trabajo y la redistribución de la carga contributiva que pesa sobre los individuos y las corporaciones.

La eliminación de la contribución que incide sobre los inventarios es favorecida por una buena parte de los gremios industriales. El argumento principal es que erradicar ese tributo permitiría que los comerciantes tengan más artículos almacenados, lo que mejora la capacidad de la isla al momento de atender un desastre natural como el vivido el año pasado con el paso del huracán María.

Los reporteros Javier Colón Dávila, Joanisabel González y Gloria Ruiz Kuilan colaboraron con esta historia.

Por Ricardo Cortés Chico

Fuente: EL NUEVO DIA

Share
Temas: Categorías: America Puerto Rico

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds