El 1° de octubre de 1958, el presidente Eisenhower firmó el decreto para crear la agencia estadounidense. Su historia, de la guerra fría a la promesa de acercarse al Sol.   

La NASA cumple 60 años: 10 hitos en la exploración del espacio

Frente a la ambiciosa idea de habitar mundos alternativos cuando los recursos naturales terrestres larguen su último suspiro, tal vez parezca una meta menor la que inspiró hace 60 años la creación de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA): pisar la Luna. Entonces, el 1° de octubre de 1958, un decreto del presidente estadounidense Dwight Eisenhower daba el puntapié para hacer ese sueño realidad. Dicen que ni el entusiasmo que despiertan hoy las exploraciones tripuladas a Marte es comparable a la ansiedad que ese julio de 1969 generó la caminata lunar de su héroe, Neil A. Armstrong.

Lo cierto es que así como durante 60 años la NASA acumuló un hito tras otro, para pisar el “planeta rojo”, dicen, falta poco, aseguró a EFE el jefe de historiadores de la NASA, Bill Barry: “La expectativa es que tendremos una misión humana a Marte a fines de la década de 2030, aunque el tiempo dependerá de la financiación y de cómo se desarrollen nuestras alianzas internacionales y comerciales… es un momento muy emocionante para la exploración espacial”.

En un repaso por estas seis décadas de exploraciones, Barry concluyó que la NASA completó lo que ellos llaman el “reconocimiento inicial” del Sistema Solar. Es decir, la visita a “todos los planetas, además de muchos planetas enanos, lunas, asteroides y cometas”. El experto detalló que “a través de estas sondas y telescopios en órbita, se cambió radicalmente la comprensión del universo y su formación”.

A continuación, un resumen de los 10 momentos más significativos en la historia de las exploraciones espaciales de la NASA.

1. Explorer I, el primer satélite

Un gráfico de época representa al primer satélite estadounidense (el Explorer
Un gráfico de época representa al primer satélite estadounidense (el Explorer I) en el espacio.

Aunque la ley de creación de la NASA firmada por el presidente Eisenhower (1953-1961) detallaba que la administración estaría destinada al “estudio del espacio con fines pacíficos”, el primer satélite artificial que en 1958 puso en órbita Estados Unidos, el Explorer 1, fue una respuesta a los lanzamientos espaciales del Sputnik I y II de parte de la Unión Soviética, lo que hoy es visto como el inicio de la “carrera espacial” entre esos países, una de las facetas que adoptó, entonces, la Guerra Fría. Si bien dio 58.000 vueltas a la Tierra durante 12 años, el Explorer I sólo envió información durante cuatro meses.

2. La previa de la Luna

El horizonte era concretar una caminata lunar, pero se requerirían varios primeros pasos. En mayo de 1961, el astronauta Alan B. Shepard viajó al espacio a bordo de la primera nave tripulada de la NASA, la Freedom 7, y pudo realizar un vuelo suborbital de 15 minutos.

El astronaut John H. Glenn, posa para una foto junto a la nave Friendship 7,
El astronaut John H. Glenn, posa para una foto junto a la nave Friendship 7, en las previas al vuelo, en el Kennedy Space Center de Cabo Cañaveral, en Florida, EE.UU. (EFE/NASA).

Al año siguiente, en febrero, John H. Glenn se convirtió en el primer astronauta estadounidense en orbitar la Tierra, esta vez a bordo de la nave Friendship 7, en el marco del Proyecto Mercury: Glenn, que años después fue senador estadounidense, pudo dar tres vueltas a globo, en casi cinco horas.

Un año más tarde, en 1963, L. Gordon Cooper concretó el primer vuelo espacial de más de 24 horas. Y en 1965, Edward H. White lleva a cabo la primera caminata espacial estadounidense.

3. Pisar la Luna, la cumbre

En el marco de la Guerra Fría y de la carrera espacial contra la ex URSS, “Apolo” fue un programa que incluyó 22 misiones distintas en la década del 60. Pero la que pasó a los libros de historia fue la Apolo XI, cuando se pudo pisar la Luna por pimera vez, un suceso que muchos recuerdan con la frase del comandante de la tripulación, Neil Armstrong: “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

La imagen de la tripulación del Apolo XI fue tomada en abril de 1969. A la iz
La imagen de la tripulación del Apolo XI fue tomada en abril de 1969. A la izquierda, Neil A. Armstrong, el comandante. En el medio, Michael Collins, y junto a él, Edwin E. Aldrin (AFP/NASA).
El 21 de julio de 1969, el astronauta Edwin E. Aldrin, camina por la Luna. La
El 21 de julio de 1969, el astronauta Edwin E. Aldrin, camina por la Luna. La foto fue tomada por el comandante de la misión Apolo XI, Neil A. Armstrong, quien había pisado la superficie lunar primero (AFP/NASA).

El lanzamiento había sido el 16 de julio y la nave llegó a la Luna cuatro días después. Sin embargo, Armstrong no pisó la Luna hasta el día siguiente, el 21 de julio. La televisación de ese momento magnificó y volvió masivo un suceso que de por sí era enorme. Pero también dio lugar a una serie de teorías conspirativas que aseguran que todo fue parte de un montaje. El Apolo 11 finalizó su misión con éxito el 24 de julio de 1969.

4. Siguiente parada: Marte

Esta foto de alta resolución de Marte fue obtenida gracias a las capacidades
Esta foto de alta resolución de Marte fue obtenida gracias a las capacidades técnicas de una sonda espacial, en 2004 (AFP).

Los intentos por entender, rondar, pisar y de algún modo humanizar la superficie marciana fueron muchos. Los fracasos y misiones canceladas, muchísimos. Al margen de la carrera soviética –que también tuvo sus hitos y derrotas- la NASA comenzó sus intentos por arrimarse a Marte en los años 60.

Algunas fotografías ecuatoriales del planeta rojo se obtuvieron en 1969, gracias al sobrevuelo de dos naves, las Mariner VI y VII. Pero la primera satelización de una sonda en Marte fue en 1971, con la Mariner IX, el primer objeto humano en ese planeta.

Esta foto se generó gracias a una compilación de imágenes producidas por la s
Esta foto se generó gracias a una compilación de imágenes producidas por la sonda Viking I (AP).

El siguiente logro, cinco años después, lo marcó la llegada de las sondas Viking I y II, con las que la NASA siguió sus intentos por detectar la existencia de vida. Y ya a fines de los años 90, la nave Mars Pathfinder, que ofreció buenas imágenes del planeta rojo. Además, entre otros, en 2004 aterrizó el vehículo espacial Opportunity, y en 2008, la sonda Phoenix.

En 2004, además, el presidente estadounidense, George W. Bush (2001-2009) estableció oficialmente que llegada humana a Marte era “el objetivo de horizonte para la NASA”.

Un capítulo aparte merece la misión Mars Science Laboratory (MSL), encarnada en su famoso robot Curiosity, el astromóvil de exploración que está en Marte desde 2012, y que en estos años permitió realmente entender cuestiones antes desconocidas sobre la superficie marciana, gracias a la detección de rastros de ríos antiguos, deltas y lagos.

Una reciente foto del robot Curiostiy en Marte (New York Times).
Una reciente foto del robot Curiostiy en Marte (New York Times).

5. Un pálido punto azul

El resto del Sistema Solar también fue objeto de curiosidad para los científicos de la NASA. Por eso, ya en los años 70 -en agosto de 1977 puntualmente- Estados Unidos lanzó al espacio las sondas Voyager I y II, con una ruta de destino ambiciosa: Júpiter, Saturno y Urano. Estas sondas son los objetos que más lejos lanzaron nunca los seres humanos.

Música terrestre, en un disco de oro de la misión Voyager I.
Música terrestre, en un disco de oro de la misión Voyager I.

Según detalla un artículo de la BBC, “ambas sondas llevan consigo sonidos de la Tierra, un disco de oro que incluye grabaciones de saludos en diferentes idiomas, y música de todo el mundo, incluyendo composiciones de Beethoven y Bach y una canción de Chuck Berry”.

Un momento célebre de esa misión fue en 1990, cuando, gracias a la sugerencia del famoso astrónomo Carl Sagan (lo que más tarde derivó en su libro Punto azul pálido), la sonda giró hacia atrás y captó una increíble imagen de la Tierra, a nada menos que 6.000 millones de kilómetros.

Una imagen de diseño que recrea a una de las sondas gemelas Voyager I y II, e
Una imagen de diseño que recrea a una de las sondas gemelas Voyager I y II, en el espacio (AP).

6. Los días negros de dos transbordadores

Según expresó el jefe de historiadores de la NASA, Bill Barry, el estudio de la Tierra desde el espacio exterior permitió que la humanidad entendiera el costado más sensible de la existencia del planeta y los humanos. Parte de esa fragilidad se vio en uno de los días más oscuros que vivió la NASA, cuando en 1986 el transbordador espacial Challenger explotó, 73 segundos después de su despegue.

La explosión del transbordador Challenger, saliendo del Centro Espacial Kenne
La explosión del transbordador Challenger, saliendo del Centro Espacial Kennedy (AP).

En la web oficial de la agencia espacial se recuerda a los siete tripulantes, que murieron en la explosión: “La familia de la NASA perdió siete de los suyos en la mañana del 28 de enero de 1986, cuando un motor de su cohete acelerador derecho falló, causando que Challenger se rompiera. Challenger y su tripulación viven como parte de nuestro legado”.

El momento de la explosión del Columbia.
El momento de la explosión del Columbia.

Algo parecido ocurrió años después, en 2003, cuando siete astronautas perdieron su vida luego de que el transbordador espacial Columbia se desintegrara sobre los estados de Texas y Luisiana, en su regreso a la atmósfera terrestre. Esa tragedia marcó el fin del programa de transbordadores espaciales de la agencia. 

7. El Hubble, ver para creer

Es un telescopio espacial y su órbita está a unos 500 kilómetros sobre el nivel del mar. Su aparición en 1990 fue todo un acontecimiento, ya que hizo posible algo totalmente nuevo. Es que, hasta el momento, todas las fotografías del espacio habían sido tomadas desde la Tierra: pero con el Hubble la NASA pudo registrar y difundir las primeras fotografías nítidas del espacio. Casi 20 años después, el Hubble sigue funcionando gracias a las misiones de astronautas que cada tanto le hacen tareas de mantenimiento.

Un éxodo estelar en acción, capturado por el telescopio Hubble en 2015 (NASA/
Un éxodo estelar en acción, capturado por el telescopio Hubble en 2015 (NASA/dpa).

8. Vecinos en el espacio

Es una creación humana y constituye el mayor objeto que se pasea por la órbita terrestre. ¿Su nombre? EEI o ISS, según el idioma: en español, Estación Espacial Internacional; en inglés, International Space Station. Lo cierto es que está en construcción desde 1994, tras la firma de un acuerdo de cooperación internacional entre Estados Unidos y Rusia.

Un vehículo de carga japonés (HTV-6) se acerca, en 2016, a la Estación Espaci
Un vehículo de carga japonés (HTV-6) se acerca, en 2016, a la Estación Espacial Internacional. Lleva más de 4,5 toneladas de suministros, agua, repuestos y hardware para experimentos (AFP).

Por representar distintas banderas, la EEI tiene sectores y módulos diferenciados, y una tripulación que va rotando, con investigadores que representan a los cinco organismos participantes: además de la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa (FKA), la Agencia Japonesa de Exploración Espacial (JAXA), la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA). 

Desde la Estación Espacial Internacional, Expedición 42, el ingeniero de vuel
Desde la Estación Espacial Internacional, Expedición 42, el ingeniero de vuelo Barry Wilmore tomó esta foto de los Great Lakes y el centro de EE.UU, el 7 de diciembre de 2014. (Archivo)

Los astronautas en la estación han realizado decenas de investigaciones y experimentos científicos, como el de los hermanos Kelly, los astronautas gemelos que se quedaron uno en tierra y otro en la estación durante un año, para ver los efectos en el cuerpo de estar en órbita. También han captado desde la EEI algunas impresionantes fotos de nuestro planeta visto desde el espacio. 

Hermanos y astronautas. Scott (derecha) y Mark Kelly (izquierda). (Reuters)
Hermanos y astronautas. Scott (derecha) y Mark Kelly (izquierda). (Reuters)

9. ¿Privatización del espacio exterior?

El empresario multimillonario japonés Yusaku Maezawa anunció este año que ser
El empresario multimillonario japonés Yusaku Maezawa anunció este año que será el primer “particular” en volar alrededor de la Luna, según informó la empresa de investigación espacial SpaceX (DPA).

Aunque abunden los rumores e historias reales de multimillonarios que fantasearon con salir a pasear por el espacio, tener nave propia o hasta un planeta entero bajo su poder, hasta hace no mucho tiempo no era tan esperable que la NASA anunciara acuerdos con empresas aeroespaciales de capital privado. Pero en 2014, la agencia espacial estadounidense firmó un contrato con las empresas privadas SpaceX y Boeing, con el objetivo de transportar astronautas a la Estación Espacial Internacional.

Un simulador de vuelo de la empresa SpaceX (Bloomberg).
Un simulador de vuelo de la empresa SpaceX (Bloomberg).

En 2011, un artículo del diario español El País ya especulaba con que la NASA quería al sector privado en la EEI, y aclaraba: “No es que las empresas estén ahora al margen de la actividad en órbita, ya que dominan franjas estratégicas como los satélites de telecomunicaciones y de observación de la Tierra, además de los lanzadores. Pero las misiones con astronautas, el programa tripulado de la NASA, aunque con múltiples contratos con las compañías del sector, ha sido, hasta hace poco, responsabilidad exclusiva de la agencia gubernamental y la nueva iniciativa es un paso significativo en la estrategia de privatización de actividades espaciales, pasando la agencia de ser operador a cliente”. Las razones de este cambio de estrategia fueron económicas: en 2014, cuando se hizo el anuncio, la NASA manejaba la mitad del presupuesto que tenía en 1965, cuando vivió su momento de auge.

10. Lo que se viene

En el marco de la vuelta de página que está dando la crisis del medio ambiente, en 2014 la NASA lanzó al espacio el Observatorio Orbital de Carbono-2, el primero de su tipo para estudiar el dióxido de carbono en la atmósfera.

Los ciclones gigantes que los científicos de la NASA responsables de la misió
Los ciclones gigantes que los científicos de la NASA responsables de la misión Juno encontraron en el polo norte de Júpiter (EFE/NASA).

Otros estudios de los últimos años estuvieron centrados en interrogantes que desde hace 60 años la agencia espacial intenta responder: por ejemplo, la llegada de la sonda Juno a la órbita de Júpiter, en 2016, y también ese año, el lanzamiento de la sonda Osiris REx, para entender el origen del Sistema Solar.

El planeta Júpiter fotografiado por la sonda Juno (NASA).
El planeta Júpiter fotografiado por la sonda Juno (NASA).

Además, en 2017, la sonda Cassini, en su último viaje a Saturno, llegó a la zona que separa el planeta de los anillos, un área nunca explorada antes. Y el 12 de agosto pasado la NASA lanzó la sonda solar Parker, que promete acercarse al Sol más que ningún otro instrumento espacial enviado antes al espacio.

 

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share
Temas: Categorías: Argentina America Titulares

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds