A continuación, sus principales conceptos:

  • El Gobierno está haciendo los números finos de lo que deberá recortar para llegar al 1,3% de déficit fiscal. Se hablaba de 200.000 millones de recorte, pero ahora se blanquea que será de 300.000 millones.
  • En el núcleo duro del Gobierno y sus aliados nadie quiere ser el primero en tener que usar la tijera.
  • Dentro del oficialismo está claro que hay que cumplir en lo que se acordó con el FMI. El tema es cómo se reparten esas cargas.
  • En cualquier momento empieza la campaña electoral para la reelección de Mauricio Macri o quienes lo quieran suplantar.
  • El peronismo afirma que no quieren poner obstáculos al cumplimiento de la meta de déficit, pero piden que el recorte lo haga el estado nacional.
  • El Gobierno dice que el reparto debe ser: mitad Nación y mitad provincias.
  • Los gobernadores de las provincias peronistas piden que se busque dinero en Capital Federal y provincia de Buenos Aires, donde le macrismo tiene a sus principales electores.
  • Los gobernadores están de acuerdo en hacer ajustes, pero no quieren cargar con todo el peso de ese ajuste.
  • María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta plantean la viabilidad política de hacer un ajuste tan fuerte donde está el principal potencial del Gobierno.
  • Una parte importante del oficialismo dice que no se puede cargar todo sobre el principal electorado: la clase media. Consideran que es un sector abandonado por el kirchnerismo y que hay una gran desilusión y desencanto en los sectores medios.
  • Los dirigentes con peso territorial sostienen que es necesario reconquistar y no abandonar a ese electorado.
  • La pregunta es: ¿Hasta qué punto ser fundamentalista con el número y hasta qué punto equiparar las cargas?
  • La primera urgencia del oficialismo es unificar a su tropa; hay mucha tensión interna y miradas disidentes. Es una condición elemental, porque si deberá ir a una discusión fuerte con el peronismo, lo último que debe hacer es ir dividido.
  • Falta un plan concreto, claro y sencillo de entender para lo que será el ajuste.
  • Para que los mercado le crean a Macri necesita mostrar que es viable, que no es una idea que sólo depende de él. Si Macri avanza con un plan sin el aval de la principal fuerza opositora será complicado convencer a los mercados.

lanacion.com

Fuente: LA NACIÓN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds