La responsabilizaron por la explosión en una escuela de Moreno. Criticaron el rumbo económico. 

Los movimientos sociales marcharon por San Cayetano y criticaron a María Eu...

La consigna de este año, el de la tercera edición de la marcha por San Cayetano que organizaron los movimientos sociales, incluyó en el tradicional lema de “Tierra, Techo y Trabajo” el rechazo al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. Los tres discursos que se escucharon, a cargo de Daniel Menéndez (Barrios de Pie), Juan Carlos Alderte (CCC) y Esteban “Gringo” Castro (CTEP), estuvieron plagados de críticas al modelo económico, pero en vez de apuntar contra Mauricio Macri, esta vez las críticas fueron para María Eugenia Vidal. Los dirigentes recordaron la tragedia de Moreno en la que murieron una vicedirectora de una escuela y un auxiliar por una pérdida de gas.

Castro fue el que más se abocó al tema de la tragedia de Moreno por vivir en ese distrito del conurbano desde hace varias décadas. Dijo que desde las organizaciones barriales venían alertando de esta situación pero por la “desidia” del gobierno provincial no se hizo nada. 

Sobre el cierre de su discurso y en clave global, Castro advirtió que no se la harán fácil al Gobierno en la cumbre del G20 que convocará a los presidentes de distintos puntos del mundo. “A fines de noviembre viene el G20 y eso no le tiene que salir barato venir a la Argentina”. Invitó a movilizarse en repudio. 

Los dirigentes reclamaron por las cinco propuestas que impulsa el sector de la Economía Popular aunque hicieron notar que con el “escenario de ajuste” ven cada vez más lejano que prosperen. Ellas son: “Emergencia Alimentaria” para garantizar los requisitos nutricionales; “Integración Urbana” que legislará sobre futuras expropiaciones de las tierras y acceso a los servicios básicos (ya tiene media sanción de Diputados); “Infraestructura Social”, que exige al Gobierno que se destine un 25% de los fondos de la obra pública a las cooperativas del sector; “Agricultura Familiar” que contempla la constitución de un fondo fiduciario público para facilitar el acceso a créditos. Y la “ley de Adicciones” que busca la creación de un fondo para campañas de concientización y atención para menores.

La peregrinación de los movimientos sociales arrancó a la mañana temprano en Liniers, a dos cuadras de la Basílica del patrono del Trabajo y culminó a las 14.30 en la Plaza de Mayo. A la columna principal, que atravesó toda la Capital por la avenida Rivadavia, se le fueron sumando columnas en Flores, Once, Congreso y 9 de Julio lo que le dio un volumen masivo de varias decenas de miles de convocados.

Caminaron Emilio Pérsico y Juan Grabois desde el inicio. También hubo una pata sindical. Se sumaron Juan Carlos Schmid de los portuarios y a Juan Pablo Brey de Aeronáutico,  ambos en nombre de la fracción de la CGT que apoya a los movimientos sociales. También adhirieron las CTA (pero solo se lo vio en el escenario a Hugo “Cachorro” Godoy de una de las ramas) y la Corriente Federal de Trabajadores. 

Esta vez, el escenario estuvo montado en la calle Bolívar a los pies del Cabildo y no sobre la Plaza de Mayo: contaron los organizadores que fue así porque desde el Gobierno de la Ciudad no los autorizaron a realizarlo como se acostumbra. 

Pablo Maradei

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds