Empresario Luis Marsano habría sido beneficiado en un proceso en la corte del Callao presidida por Walter Ríos

A Marsano le pidieron “seis whiskicitos azules” para la fiesta de cumpleaños ...
A Marsano le pidieron “seis whiskicitos azules” para la fiesta de cumpleaños del magistrado hoy detenido. (Foto: Andina)

Unidad de Investigación

Personal de confianza del ex presidente de la corte del Callao Walter Ríos habría realizado coordinaciones para beneficiar a Luis Alberto Pedro Marsano Bacigalupo, gerente general de Fundición Callao S.A. en un proceso que estaba en su jurisdicción.

Se trata de una demanda —realizada en el 2016— del ingeniero metalúrgico Ítalo Marsano Baca contra la compañía por despido arbitrario y pago de beneficios laborales. El demandante además reclamaba una indemnización por sus trece años de trabajo.

Este caso, que fue denominado “Fundición Callao S.A”, empezó con una interceptación legal realizada el 6 de febrero pasado. En esta, Gianfranco Paredes, en ese entonces asesor de Ríos, le dice a Raúl Ernesto Salcedo Rodríguez, juez supernumerario del Quinto Juzgado Especializado Penal del Callao, que le pida a Luis Marsano “seis whiskicitos azules” para la fiesta de cumpleaños de Ríos.

Ese mismo día, Ríos llamó al empresario Mario Mendoza Díaz para contarle que invitó a Luis Marsano a su fiesta de cumpleaños. La celebración se realizó el 12 de febrero en el Country Club en San Isidro.

El 15 de febrero, Misha llamó a Luis Marsano para informarle que al día siguiente se produciría una nueva reunión en un restaurante en San Isidro y “que sería bueno que vaya con su abogado”.

“Perfecto, macerando. Dile que no se preocupe por el vino”, respondió Marsano. Para la policía, esta frase se referiría no al licor, si no a una contraprestación irregular.

El 16 de febrero, a las 8: 44 p.m., se inicia la reunión, a la que asiste también un personaje llamado ‘Tito’, a quien la policía luego identificó como Orestes Vega, juez supernumerario del Juzgado de Trabajo Transitorio del Callao y concuñado de Misha.

Una semana después, Misha le preguntó a Vega sobre el caso de “Luis”. El juez le respondió: “Son tres casos. Uno ya está con sentencia, que se ha consentido la apelación y está camino a sala”.

El 8 de marzo, Misha llamó al juez Carlos Chirinos Cumpa, entonces a cargo del Quinto Juzgado Penal Unipersonal Permanente, para darle el número de expediente del Caso Marsano.

“Es el 01523- 2016. Eso está en sala laboral […] el demandante es un tal Ítalo Marsano, un familiar pe’, ¿no? […] y el demandado es Fundición del ‘amigo’. Entonces, queremos que eso vuelva de nuevo a fojas cero y se vuelva a investigar, mejor dicho, que se dé por fundada la apelación”, dijo Misha. Chirinos asintió: “Ya, ya, ya”.

El Comercio conversó con el demandante del caso, Ítalo Marsano, quien confirmó que la Sala Laboral Permanente del Callao declaró nula la sentencia que le había dado la razón, en primera y segunda instancia.

“En todo mi proceso he cumplido con acreditar todo con pruebas concretas y en las audiencias los magistrados siempre me han dado la razón, lo que ha habido en mi proceso es dilatación, demoras innecesarias en el proceso, algo que no debería ocurrir con la Nueva Ley Procesal Laboral. Con esta sentencia mi expediente ha bajado a Primera Instancia nuevamente. Ahora que me entero de estos audios, tengo una sensación horrible, que mi caso haya estado negociándose por debajo de la mesa con estos delincuentes”, señaló.

Por su parte, Juan Servigón, abogado del ex presidente de la corte del Callao, se excusó de opinar sobre este caso. Afirmó que la fiscalía ha declarado como secreto el informe policial que registra los actos de investigación y seguimiento a su patrocinado. Refirió que esta medida se extiende hasta el 16 de agosto, fecha en la que recién conocerá el contenido de las pesquisas.

Este Diario buscó también a Luis Marsano, gerente general de Fundición Callao S.A.C. pero se nos informó que está fuera del país. El apoderado legal de la empresa, Roberto Quispe, se comprometió a alcanzarnos información de parte, sin embargo, no cumplió.

Contactado por El Comercio, el ex juez supernumerario Orestes Vega señaló que no daría declaraciones, Raúl Salcedo Rodríguez no contestó a nuestros mensajes. Tampoco respondió el juez Carlos Chirinos Cumpa, hoy investigado por la Oficina Nacional de Control de la Magistratura.

Rosa Vallejos

Fuente: EL COMERCIO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds