El municipio de Sabana Grande fue involucrado en un caso federal de corrupción, luego de que el contratista Irvin Riquel Torres Rodríguez, coacusado por participar en un esquema de fraude de $10 millones junto al exse…

Municipio de Sabana Grande involucrado en caso de corrupción

El municipio de Sabana Grande fue involucrado en un caso federal de corrupción, luego de que el contratista Irvin Riquel Torres Rodríguez, coacusado por participar en un esquema de fraude de $10 millones junto al exsecretario de Recreación y Deportes, Ramón Orta, se declaró culpable esta tarde por ese caso y por uno nuevo en el que se defraudó al Departamento de Educación en $2,904,920.00.

El ahora convicto aceptó su responsabilidad, ante el juez federal Pedro Delgado, luego de que su abogado Israel Roldán, llegó a un acuerdo con el fiscal federal, Seth Erbe para que hiciera una recomendación de seis años y cinco meses de prisión por ambos casos criminales. Si Torres Rodríguez hubiese enfrentado el juicio en su contra se hubiese expuesto a ser sentenciado a un máximo de 20 años de cárcel.

Como parte del acuerdo, la fiscalía federal solicitó la confiscación de $1,381,998.03 de tres cuentas en el Banco Popular.

Por el primer caso, Torres Rodríguez, presidente y tesorero de Administrative Enviromental and Sports Consultants (AESC), hizo alegación de culpabilidad por los cargos de conspiración, robo de fondos federales, fraude electrónico y fraude postal. Según el pliego acusatorio de junio de 2017, AESC recibió de Rosso Group, $554,246.89. El presidente de Rosso Group, Oscar Rodríguez, empresa que fue creada para financiar proyectos otorgados por Orta, también se declaró culpable por este caso.

Por el segundo caso, Torres Rodríguez aceptó su culpa por robo de fondos federales; conspiración para cometer fraude electrónico, fraude postal y participar en transacciones monetarias ilegales.

En el segundo caso, Torres Rodríguez fue acusado mediante denuncia radicada por el fiscal Erbe. La misma afirma que como parte de la conspiración Torres Rodríguez y otros participantes de la conspiración que no fueron identificados, transmitieron correos electrónicos para registrar una cuenta electrónica y someter propuestas al Departamento de Educación a nombre del Municipio de Sabana Grande.

La denuncia indica que como parte, manera y medios de la conspiración ilegal, la identidad de los individuos que creaban y sometían propuestas a nombre del municipio de Sabana Grande, fueron ocultadas al Departamento de Educación.

De igual forma, la denuncia afirma que como parte de la forma y de los medios de la conspiración ilegal, se hicieron representaciones falsas de la Unidad de Adjudicación de Fondos y Planes de Trabajo, a través de la plataforma Sistema (UPT), al Departamento de Educación de Puerto Rico, relacionada a la habilidad del Municipio de Sabana Grande para administrar los proyectos propuestos, utilizando personal del ayuntamiento.

La denuncia establece que como parte de la conspiración sus integrantes causaron que el Departamento de Hacienda enviara cheques a través del correo al Municipio de Sabana Grande por $2,904,920.00, a una dirección que no fue revelada.

Se indica que las ganancias netas fueron retenidos por el municipio de Sabana Grande “de la diferencia entre los pagos hechos por el Departamento de Educación de Puerto Rico al Municipio de Sabana Grande a un subcontratista no autorizado”.

Los participantes de la conspiración, que no fueron revelados, se dividieron los fondos.

EL VOCERO ha intentado comunicarse con el alcalde de Sabana Grande, Miguel Ortiz Vélez, pero las gestiones han resultado infructuosas.

Por el primer caso, todos los coacusados se declararon culpables. Estos son Cecilia Amador López, Oscar Rodríguez Torres, Miguel Sosa Suárez, Juan Carlos Ortiz y Edgardo Vázquez Morales. Orta es el único acusado que hasta el momento enfrentará el juicio en su contra.

Melissa Correa Velázquez, EL VOCERO

Fuente: EL VOCERO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds