Redacción BLes – El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump aseguró el jueves que no pagará nada por el rescate de una persona inocente, refiriéndose al pastor estadounidense que lleva detenido 21 meses en Turquía acusado de terrorismo. 

Según las autoridades turcas Andrew Branson es sospechoso de tener vínculos con el movimiento Gulenista, proscrito en Turquía. 

El clérigo musulmán Fetulá Gulén, fundador de movimiento gulenista ha sido acusado por el gobierno turco de haber organizado el fallido golpe de Estado del 15 de julio de 2016 y califica a sus seguidores de ser miembros de FETO (Organización Terrorista Fetulá Gulen)..

El presidente turco, Tayyip Erdogan exigió a los Estados Unidos la extradición de Fetulá Gulén, residente en el país americano, a lo que la administración Trump aun no ha dado respuesta. 

¿Qué es el movimiento Gulenista?

Públicamente los gulenistas defienden una visión moderada del islam, basada en la convivencia con otras religiones. Así es cómo se estudia en ciertas universidades occidentales. Según una académica de una de estas universidades declaró al diario ABC, “Gulen dice que contribuir con la sociedad es la mejor forma de ser musulmán y los voluntarios de Hizmet (servicio, en turco) donan dinero para abrir escuelas u organizan actos para recaudar fondos”.

Sin embargo, el presidente turco asegura que esta organización se ha infiltrado silenciosamente en las instituciones (educación y justicia) y medios turcos. Hoy su red se extiende por 130 países y emplea a cientos de miles de personas, reporta el ABC. 

Fetulá Gulem está autoexiliado de Turquía desde 1999 y reside en Pensilvania, EE. UU.

El pastor protestante estadounidense Andrew Branson, que lleva más de 20 años viviendo en Turquía, fue detenido en octubre de 2016 acusado de terrorismo, un cargo que el religioso niega. El pastor enfrenta una pena de 35 años en prisión de ser declarado culpable. 

En este sentido, representantes del Departamento de Estado de los Estados Unidos afirman que las acusaciones contra Brunson no son creíbles. 

Un tribunal turco ordenó el pasado mes la excarcelación del pastor pasando a estar bajo arresto domiciliario en un intento de rebajar la tensión dipomática y evitar las sanciones. 

“Invitamos a la administración de los EEUU a regresar al marco de un diálogo constructivo y dejar a un lado las amenazas”, señaló Aksoy en un comunicado enviado a los medios turcos el pasado mes de julio. 

Sin embargo, el presidente Trump anunció el jueves a través de Twitter que doblará los aranceles al alumnio y acero turco, lo que provocó una rápida caída de la moneda turca, la lira. 

Andrew Branson lleva detenido en Turquía 21 meses

Alemania al rescate de Turquía

La canciller alemana Angela Merkel ha ofrecido la credibilidad de Alemania para ayudar a frenar la caída de la lira y habló por teléfono con el presidente turco para ofrecerle una reunión el 28 septiembre, informó el medio Express.

Analistas especulan que Alemania no tiene interés en una Turquía desestabilizada, por varias razones.

Una de ellas es el temor a que aumente el número de refugiados que llegan a Europa. En julio de 2018, Turquía acogió a 3,9 millones de refugiados, de los cuales 3,5 millones eran de Siria, según cifras compartidas por la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Además, Turquía es uno de los principales mercados de productos alemanes, por delante de Japón y muchos países europeos. 

Por otro lado, la comunidad de turcos en Alemania es una de las más numerosas, con tres millones de habitantes. Entre ellos conviven 100.000 turcos gulenistas que han denunciado estar recibiendo amenazas de muerte por parte de los seguidores del presidente turco Erdogan. 

Share
Temas: Categorías: America Mundo EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds