Equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio. FOTO FLIP
Equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio. FOTO FLIP

“Hace 50 días nos aseguraron que Javier, Paúl y Efraín volverían con vida. Hace 31 días nos aseguraron que nos devolverían sus cuerpos. Ninguna de las dos “altas prioridades” se ha cumplido”.

Se lee en un comunicado enviado por los familiares de los periodistas ecuatorianos asesinados a quienes el Gobierno de Ecuador les entregó este martes en el Palacio presidencial de Quito información desclasificada de los hechos.

A través del comunicado, los familiares aseguraron que las circunstancia del secuestro “no han sido esclarecidas” y el posterior asesinato del equipo de prensa también deja “un vacío y una sensación de impotencia e indignación que perdurará en la memoria del país”.

Raúl Borja, Cristian Segarra y Ricardo Rivas parte de la delegación de los familiares de los integrantes del equipo de prensa del diario El Comercio están en Colombia entre el 15 y el 17 de mayo para reunirse con las autoridades colombianas, según informó la Flip.

Asimismo, aseguran que la responsabilidad del Estado en el esclarecimiento de los hechos no concluye con la entrega de los documentos desclasificados.

“Hoy recibimos esta documentación de manera simbólica, la responsabilidad del Estado en el esclarecimiento de los hechos no concluye y esperamos que este acto no constituya un punto final para las autoridades. Las familias de los tres

ciudadanos ecuatorianos no somos ni los custodios ni los responsables absolutos de esta información”.

Además, piden que las Fiscalías de Ecuador y Colombia a que soliciten también la información para “encontrar la verdad”.

En ese comunicado, los familiares aseguran que la información recibida del Gobierno la pondrán dentro de una cadena de custodia, para ser entregada finalmente Grupo Internacional de Expertos.

“La documentación entregada por el Ejecutivo será sellada, trasladada con medidas de seguridad y será abierta de manera exclusiva ante el grupo de expertos de la CIDH, quienes, acompañados por una representación de las familias, realizarán un análisis minucioso del contenido”, señala el comunicado.

Aclara que “hasta tanto, el informe no se hará público y permanecerá en una caja de seguridad, en un lugar custodiado, pues constituye lo único que nos ha sido entregado de Javier, Paúl y Efraín”.

Los familiares exigen la repatriación de los cuerpos de las tres víctimas, que aparentemente se encuentran en territorio colombiano, y consideran que ello es “una obligación de los estados de Ecuador y de Colombia”.

Adriana Lucía Puentes

Fuente: EL COLOMBIANO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds