Dirigentes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica se juntaron este mediodía para empezar a delinear la alianza.

Vice jefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli y Maximiliano Ferraro (de ...
Vice jefe de Gobierno de la Ciudad, Diego Santilli y Maximiliano Ferraro (de la Coalición Cívica) llegando a la parrilla La Brigada, este mediodía.

En línea con el pedido de “diálogo institucional” de los radicales porteños -que no quieren que la UCR Nacional negocie por ellos el armado de Cambiemos en la Ciudad- por primera vez los principales referentes locales de la UCR, la Coalición Cívica y el Pro se reunieron en un almuerzo encabezado por el vice jefe de gobierno porteño, Diego Santilli, y se comprometieron oficialmente a avanzar con el armado de la coalición gobernante en la Capital.

Francisco Quintana y Eduardo Machiavelli por el Pro, Maximiliano Ferraro de la Coalición Cívica y Guillermo de Maya y Emiliano Yacobitti (presidente y ex presidente) de la UCR Capital fueron los comensales reunidos en la parrilla La Brigada, de San Telmo. Un primer paso clave para el desembarco de Cambiemos en la Ciudad; distrito que vio surgir a Mauricio Macri pero que no logró todavía armar la coalición a nivel local.

“Autoridades del PRO, la Coalición Cívica (CC) y la Unión Cívica Radical (UCR) del distrito iniciaron el diálogo para la integración de Cambiemos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y consensuaron la posibilidad de competir en las próximas PASO respetando las identidades partidarias y ampliando las bases del frente”, anunció el Pro a través de un comunicado.

“Nuestra posición sigue siendo la misma: la posibilidad existe sólo en la medida en que se respeten las identidades de cada partido. Son conocidas y marcadas las diferentes visiones, lo cual hace indispensable fijar reglas claras, estar dispuestos a escuchar las distintas posturas sobre temas de fondo y de forma y trabajar mucho para poder acercarnos y avanzar”, señaló De Maya.

La decisión es parte de la estrategia nacional. La orden salió del Ejecutivo que lidera Mauricio Macri, fue conversada con Horacio Rodríguez Larreta, que debió acceder, y Santilli puso en marcha las conversaciones. El almuerzo de este martes tiene lugar luego de que la Mesa Nacional se reuniera y ratificara la decisión de avanzar.

Buenos Aires es uno de los pocos distritos que no va a desdoblar las elecciones y dada la situación actual, Macri no se puede dar el lujo de dividir a sus posibles votantes. Todos deben “empujar para el mismo lado”.

En abril, en un encuentro entre Larreta, Elisa Carrió, Maxi Ferraro y Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional, ya lo habían ratificado. Tras eso, Santilli mantuvo una primera reunión informal con referentes de la UCR porteña, pero las autoridades radicales pidieron “diálogo institucional” entre las tres partes, reglas claras, y que le habiliten internas.

Nada de eso quedó definido, sí sigue firme “la idea es que todos queden conformes en base al poder que cada uno tiene”.

La elección de 2017, Larreta no le dio a Lousteau lugar en la interna que el ex embajador en Washington reclamaba. Eso derivó en una campaña durísima entre ambos.

Por su parte, “Lilita” -que compartió UNEN con Lousteau en 2013- también tiene objeciones. La socia de Macri fue muy crítica con el economista cuando este dejó la embajada y además tiene una cruzada personal con el histórico operador radical Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici.

Mientras, Carrió coquetea con una candidatura a senadora nacional por Capital. Recientemente le aseguró al Presidente que va a estar en donde él la considere más útil.

Esa carta, en definitiva, dependerá de cómo llegue Cambiemos en las encuestas, es decir, “qué tan necesaria sea”. Igualmente, por estrategia, no lo confirmarían ahora.

En el radicalismo tampoco adelantan si Lousteau insistirá con la Ciudad. “No es momento de candidaturas”, responden, aunque piden internas.

Jazmín Bullorini

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds