Max falleció a los cuatro años y su mamá decidió hacerle un homenaje original. Ahora, luchan con la Municipalidad para llegar a un acuerdo.

Retiraron la lápida de un nene de cuatro años por su diseño y generaron la ...

Cuando Max Corbett-Gardeber falleció a los cuatro años por complicaciones de salud debido a la epilepsia que padecía, su familia decidió homenajear al niño con una lapida especial en el cementerio, ubicado en Malvern, Inglaterra. Sin embargo, a los familiares de otras personas que yacen allí no les gustó la idea.

Jo Corbett-Weeks, la madre de Max, gastó 3 mil libras en una lapida en forma de estrella, que tiene como inscripción: “Sos nuestra estrella en el cielo, que nos ilumina de noche. Vemos a tu estrella brillando, es una vista tan hermosa”. Alrededor un oso de color gris la abraza. 

La madre de Max, gastó 3 mil libras en una lapida en forma de estrella (Jo Co
La madre de Max, gastó 3 mil libras en una lapida en forma de estrella (Jo Corbett-Weeks/Daily Mail).

“Elegí una piedra en forma de estrella porque quería algo adecuado para Max, algo personal. Esta piedra es tan perfecta como mi pobre pequeño “, dijo Jo al Daily Mail.

La mujer, que tiene otros dos hijos, tardó tres años en pagar la lápida y colocarla en el sitio de la tumba, pero el pasado 31 de mayo, en el séptimo cumpleaños de Max,  finalmente ocurrió. El monumento fue colocado en el área de adultos del cementerio, donde Jo hizo enterrar a su hijo para que pudiera estar cerca de otros miembros de la familia. Sin embargo, tres días después, la piedra fue retirada del cementerio sin el consentimiento de la familia.

Jo, que tiene otros dos hijos, tardó tres años en pagar la lápida (Jo Corbett
Jo, que tiene otros dos hijos, tardó tres años en pagar la lápida (Jo Corbett-Weeks/Daily Mail).

Según el Municipio de Malvern, que está a cargo del cementerio, una familia se había quejado de que la lápida no estaba “en consonancia” con las demás. “Estaba totalmente inconsciente de que esto estaba sucediendo. El concejal no se comunicó conmigo y fue el albañil quien me dijo que se le había ordenado que la sacaran “, explicó Corbett-Weeks.

Y agregó: “Me siento molesta, angustiada y enojada. Pasamos por tanto como una familia y podía entender si la tumba estaba descuidada o era antiestética, pero no lo estaba. La lápida significa mucho para mí y para la familia, pero ahora estamos luchando para que se la devuelvan. Es una situación horrible”.

El consejo dijo que si la solicitud para la piedra se hubiera recibido dentro del plazo habitual, no habrían dado permiso al albañil para instalarla en el área de adultos, pero sí la hubieran aceptado  donde yacen los niños.

“Elegí una piedra en forma de estrella porque quería algo adecuado para Max,
“Elegí una piedra en forma de estrella porque quería algo adecuado para Max, algo personal. Esta piedra es tan perfecta como mi pobre pequeño “, dijo Jo (Jo Corbett-Weeks/Daily Mail).

“Fue muy difícil la decisión de sacarla, pero tuvimos que hacerlo de inmediato”, dijo el portavoz del Municipio y agregó que la queja no era tanto sobre la forma de la lápida, sino sobre el protocolo de seguimiento, ya que la familia de Max tardó mucho tiempo en ponerla.

“No fue necesariamente una objeción a la forma de la piedra, sino que parecía que estábamos aplicando una regla a una familia y otras reglas a otra. El albañil en esta situación no tenía permiso para instalarla“, agregó.

Ahora, el consejo está organizando una reunión con Corbett-Weeks para hablar sobre un nuevo diseño para la lápida de su hijo.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share
Temas: Categorías: Argentina America Titulares

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds