Una familia esperaba la llegada de su primera hija, pero el final no fue como esperaban.

“Salvamos a tu mujer o a tu hija”: la trágica decisión que debió tomar un h...

Debería haber sido el día más feliz de su vida, pero, en cambio, Frederick Connie tuvo que tomar una decisión dramática. Su esposa Keyvonne había comenzado el trabajo de parto temprano y empezó a sufrir una hemorragia dentro de su casa en Littleton, Colorado.

Cuando llegaron al hospital, los médicos le dijeron a Frederick que debían darle prioridad al embarazo para así salvar a la pequeña. Esa urgencia llevaba a que la mujer pudiera morir durante el parto a raíz de la cantidad de sangre que ya había perdido en la casa. 

La mujer tenía fecha de parto para el mes que viene, pero todo salió mal.
La mujer tenía fecha de parto para el mes que viene, pero todo salió mal.

El hombre priorizó la vida de su hija para que luego los médicos pudieran atender también a su mujer. Así, Keyvonne fue sometida a una cesárea de urgencia y la beba nació con algunas dificultades, prematura. 

Pero unos minutos después de la cirugía, la salud de Keyvonne comenzó a deteriorarse rápidamente. Intentaron someterla a una nueva operación, pero la mujer murió antes de que los médicos pudieran estabilizarla. Ella murió el mismo día que nació su hija.

La beba está internada, pero con buen pronóstico.
La beba está internada, pero con buen pronóstico.

La pequeña está luchando contra sus propios problemas de salud y se espera que pase varios días o semanas en el hospital. Está siendo alimentada con leche materna donada y fue vestida con ropa que le regalaron las enfermeras. 

Keyvonne no debía dar a luz hasta mediados de enero. Pero el viernes pasado entró en de parto temprano y Frederick supo que algo estaba mal de inmediato.

La nena tenía fecha de parto para enero.
La nena tenía fecha de parto para enero.

“O bien, primero dele una cirugía para salvar la vida de su mujer, pero perderá a su hija. O puede salvarla, pero existe la posibilidad de que pierda a su esposa”, recordó el hombre que le dijeron en el hospital.

Frederick sabía cómo se sentía su esposa con respecto a los chicos, y decidió que debía tener una cesárea de emergencia para salvar a su hija. “Me alegro de haber tomado esa decisión porque al final, si Keyvonne probablemente podría haber sobrevivido, me habría odiado por el resto de mi vida“, dijo.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share
Temas: Categorías: Argentina America Titulares

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds