En total 720 fueron declarados en desastre natural y emergencia; ASF: datos impidieron priorizar la reconstrucción y rehabilitación

Sedatu deja sin ayuda a mitad de municipios afectados por sismos

[email protected]

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no censó a los habitantes de 47.6% de los municipios que se declararon en desastre natural y emergencia extraordinaria tras los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, reveló la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en su más reciente informe.

De acuerdo con la revisión del órgano, por la emergencia se emitieron 11 declaratorias de desastre natural y seis por emergencia extraordinaria, que en su conjunto contemplaban a 720 municipios de nueve entidades.

Pese a ello, para la creación de una base de datos de damnificados y beneficiarios de apoyos para la reconstrucción, la Sedatu sólo levantó información en 370 municipios y siete delegaciones de la Ciudad de México, lo que representó una cobertura de 52.4% de las zonas afectadas.

En total quedaron fuera del censo de la dependencia 343 municipios: 258 de Oaxaca, 40 de Tlaxcala, 30 de Chiapas, seis de Puebla y 11 delegaciones de la Ciudad de México. En Morelos, Guerrero, Estado de México y Veracruz el censo se realizó en 100% de municipios afectados, pero los seis veracruzanos no recibieron apoyos.

Según la ASF —con base en datos de 2015 de Inegi—, fueron al menos 2.4 millones de viviendas y 8.7 millones de personas las que pudieron haber sido afectadas por los sismos, pero fueron excluidas del censo y por lo tanto de los apoyos para reconstruir, lo que “impidió tener información confiable para programar y priorizar la reconstrucción y rehabilitación de viviendas afectadas en esos municipios”.

Sobre la razón para no censar el total de municipios en emergencia, la Sedatu aseguró que “no tuvo capacidad operativa para atender la situación en materia de levantamiento de información” y que por la magnitud de los daños quedó rebasada.

print_72524761.jpg

De acuerdo con datos del Inegi, en las nueve entidades que resultaron afectadas por los sismos existen al menos 4.6 millones de viviendas habitadas por 17.8 millones de personas, pero según el censo de la Sedatu sólo 172 mil 26 viviendas registraron afectaciones, 3.7% del total.

   Para atender los daños de los sismos en los 370 municipios y siete delegaciones de la Ciudad de México que sí fueron censados, el gobierno federal destinó 29 mil 694.7 millones de pesos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), de los cuales 8 mil 917.4 millones se aplicaron para la reconstrucción de las viviendas.

Casas duplicadas. Además de los municipios que no fueron censados, la Auditoría Superior de la Federación detectó miles de registros de viviendas duplicadas en tres distintas bases de datos de la Sedatu.

En la primera de ellas, con información preliminar a noviembre de 2017, la Auditoría encontró 86 mil 660 registros duplicados en la base de datos inicial de 172 mil 26 registros, mientras que en una segunda base de datos del mismo universo —ya con información definitiva—, la ASF encontró duplicidad en 46 mil 721 casos.

En la tercera base de 184 mil 401 damnificados, la que fue entregada a Bansefi y con la que se otorgaron los apoyos, fueron al menos 57 mil 984 los registros repetidos.

Del total de casos con duplicidad, en 46 mil 719 viviendas se repetían las mismas coordenadas, y en 44 mil 506 de la base entregada al Bansefi se comparten las direcciones. A otras 13 mil 347 casas se les otorgaron folios repetidos, lo que “evidenció la ausencia de información confiable para contar con un padrón de beneficiarios”, según la ASF.

EL UNIVERSAL buscó la postura de Sedatu sobre las anomalías detectadas, pero al cierre de la edición no se obtuvo respuesta. Elpidio Concha Arellano, delegado federal de dicha dependencia en Oaxaca, aceptó que en el caso de esa entidad no se censó la totalidad de los municipios que tuvieron declaratoria de desastre natural por los sismos de septiembre.

Una de las razones de dicha exclusión, dijo, fue un acuerdo entre los gobiernos estatal y federal para atender prioritariamente a los 41 municipios del Istmo de Tehuantepec, donde se concentraron los daños.

Aseguró que para los otros municipios con menor daño se acordó que el gobierno de Oaxaca los atendería con programas de vivienda estatales. Agregó que hay 27 municipios que se censaron, en los que consta en oficios de que no hubo afectaciones, aun cuando estaban dentro de las declaratorias de desastre natural.

“Por eso nos metimos todos a la emergencia de los 41 municipios del Istmo. Tiene razón la Auditoría Superior de la Federación de por qué no se censaron todos si están en un padrón, en las declaratorias”.

Respecto a la duplicidad de registro de viviendas, en el caso de Oaxaca el delegado lo atribuyó a que hay muchas personas que tienen el mismo nombre y apellidos —de los cuales hay 448 casos en el Istmo—, y principalmente porque algunas viviendas fueron clasificadas con daño parcial originalmente, pero después se reclasificaron a daño total.

Esto provocó, dice, que se entregaran dos tipos de apoyos a las personas afectadas.    En Oaxaca ocurrieron entre tres mil 500 y 4 mil casos.

“Al principio salieron con daño parcial y luego se les dio total, se reclasificó. Por eso le entregaron la primera tarjeta y cuando le dieron segunda, que es para construcción, se ve que les entregó recursos dos veces”. Pese a ello, el funcionario aseguró que no existe ningún problema respecto al manejo del dinero, responsabilidad que recayó en Bansefi.

Fuente: EL UNIVERSAL

Share
Temas: Categorías: America México Titulares

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds