El equipo del abogado especial Robert Mueller señaló artículos del New York Times (NYT) y del Washington Post (WP) como ejemplos de informes incorrectos sobre el caso de Paul Manafort, quien dirigió brevemente la campaña presidencial de 2016 de Donald Trump.

Además de decir que dichos medios de comunicación informaron “a veces de manera inexacta” sobre el caso Manafort, los abogados de Mueller, en una presentación judicial del 21 de junio, dieron algunos ejemplos, incluyendo una historia del NYT y un artículo de opinión del WP que decían incorrectamente que los agentes del FBI condujeron una redada en la casa de Manafort.

NYT hizo la afirmación falsa tanto en el titular como en la primera frase del artículo, afirmando: “Paul J. Manafort estaba en la cama temprano una mañana de julio cuando los agentes federales con una orden de registro forzaron la cerradura de la puerta de su casa en Virginia y la allanaron”.

El escritor de opinión del WP, Radley Balko, incluso basó su artículo en la afirmación falsa, titulándolo: “Los allanamientos sin tocar la puerta, como el de Paul Manafort, son más comunes de lo que piensas”.

La redada de hecho ocurrió el 26 de julio, pero, “la orden de allanamiento no pidió permiso para entrar sin llamar”, señaló el equipo de Mueller en una presentación judicial del 23 de abril (pdf).

El WP respondió a una solicitud de comentario publicando una corrección al artículo de opinión de Balko. “Este artículo afirmó que el FBI allanó la casa de Paul Manafort sin llamar. En presentaciones judiciales, el FBI ha declarado que ese no fue el caso “, indicó la corrección.

The New York Times no respondió a la solicitud de comentario.

No está claro cómo Balko o el NYT, que tuvo a tres reporteros trabajando en la historia, llegaron a decir que no se llamó a la puerta, ya que ninguna de las partes atribuyó la afirmación a ninguna fuente.

Ambos periódicos informaron por primera vez sobre la redada del 9 de agosto, citando a personas “familiarizadas” con el asunto, pero ninguno de los artículos afirmó que la redada se llevó a cabo sin llamar o forzando la cerradura. El artículo del WP, sin embargo, dijo incorrectamente que el allanamiento fue antes del amanecer.

El juez que autorizó la redada ordenó que se realizara cualquier día antes del 8 de agosto “durante el día [de] 6:00 a.m. a 10:00 p.m”, escribió el equipo de Mueller. “El gobierno cumplió plenamente con esas condiciones de fecha y hora, y Manafort no dice lo contrario”.

Al ser alertado del error, el WP emitió una corrección y prometió realizar otra en forma impresa también. La Gran Época también corrigió sus informes anteriores, que utilizaron a WP como fuente.

El 27 de octubre, Mueller presentó cargos contra Manafort (pdf), diciendo que ocultó a las autoridades millones de dólares en pagos del expresidente ucraniano Viktor Yanukovych, evadiendo impuestos en el proceso. También habría mentido a los bancos sobre sus ingresos para obtener mejores préstamos.

El exdirector de campaña de Trump, Paul Manafort, deja el juzgado E. Barrett Prettyman en Washington, D.C., el 4 de abril de 2018. (Chip Somodevilla / Getty Images)

Manafort también fue acusado de trabajar como lobbista para Ucrania en EE. UU. sin registrarse (una ofensa raramente enjuiciada) y por mentir al Departamento de Justicia.

El 8 de junio, incluso se lo imputó por manipular a un testigo después que supuestamente llamó y envió un mensaje a un exsocio para que le “informe” sobre el trabajo que los dos habían efectuado en relación al lobby no registrado, según documentos judiciales.

La jueza Amy Berman Jackson envió a Manafort a la cárcel para evitar un mayor contacto con los testigos.

Manafort se unió a la campaña de Trump en marzo de 2016 y brevemente se desempeñó como director de campaña, de junio a agosto de ese año. Renunció en medio de informes sobre su trabajo en Ucrania.

Manafort está a su vez demandando a Mueller, diciendo que Mueller carecía de jurisdicción para presentar los cargos.

Mueller fue nombrado por el Viceprocurador General Rod Rosenstein hace un año para investigar la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016, y si también la campaña de Trump “conspiró” con los rusos. Pero Rosenstein le dio a Mueller autoridad para investigar y enjuiciar “cualquier indicio que surgiera o pudiera surgir directamente de la investigación” sobre el asunto de Rusia (pdf). Manafort argumenta que esta autoridad es ilegal porque el poder de un abogado especial debe estar limitado por una “declaración fáctica específica del asunto a investigar”.

Rosenstein emitió un memo (pdf) el 2 de agosto, en cuya parte no censurada autorizó específicamente a Mueller a investigar el trabajo de Manafort en Ucrania. Pero la casa de Manafort fue allanada una semana antes de eso. La redada fue autorizada en base a alegatos sobre su trabajo en Ucrania.

A pesar de las varias acusaciones, Mueller no tiene ningún cargo relacionado con la investigación de colusión. El presidente Donald Trump llama a la investigación de Mueller una “caza de brujas”.

El 14 de junio, el inspector general del Departamento de Justicia publicó un informe que “ensombreció” el trabajo de al menos dos funcionarios del FBI que trabajaban en el equipo de Mueller. Los funcionarios, Peter Strzok y Lisa Page, intercambiaron mensajes de texto que mostraban adversión hacia Trump. Estos mensajes mostraron que la pareja estaba dispuesta a tomar medidas para evitar que Trump se convirtiera en Presidente, dijo una investigación del Inspector General.

Actualización: el artículo se actualizó para reflejar una respuesta de The Washington Post obtenida el 23 de junio de 2018, así como correcciones de informes anteriores de La Gran Época.

A través de La Gran Época.

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds