Está citado nuevamente para el próximo martes, junto con los principales directivos del disuelto Grupo Veintitrés. La AFIP reclama $ 163 millones.  

Sergio Szpolski no se presentó a la indagatoria por una evasión millonaria ...

Sergio Szpolski no se presentó a la indagatoria en la causa por evasión de $ 163 millones en aportes de la seguridad social de sus empleados, que llevan adelante el juez Juan Galván Greenway y el fiscal Emilio Guerberoff. El dueño del disuelto grupo de medios ultra K Veintitrés tenía que responder por la evasión en la imprenta Poligráfica del Plata y Orleix, la empresa que estaba a cargo de las ediciones del diario gratuito El Argentino en Mar del Plata y las zonas Sur y Norte del Gran Buenos Aires. Se trata de dos de las 19 causas que Szpolski tiene abiertas por las denuncias de la AFIP. Es que el juez dividió la investigación en función de una causa por cada una de las empresas que formaban parte del Grupo Veintitrés.

Fuentes judiciales señalaron a Clarín que Szpolski está citado nuevamente para el martes 14, para responder por la situación de los empleados que tenía también en el diario Tiempo Argentino (Comunidad Virtual) y las revistas 7Días (Manfla) y Veintitrés (Manucorp). Debería presentarse a indagatoria junto con los principales directivos del disuelto grupo de medios ultra K, quienes podrían recibir penas de hasta seis años de prisión, de cumplimiento efectivo, por la “apropiación indebida de tributos y recursos de la seguridad social”.

Además de Szpolski, la próxima semana está citado a indagatoria Roberto Flores, por su rol como uno de los principales directivos en el diario gratuito El Argentino (Balkbrug) y la revista Veintitrés (Manucorp). Se trata de una de las personas que firmaba los cheques de varias empresas del Grupo Veintitrés, que llegó a acumular con su firma 307 cheques impagos, en noviembre de 2014, por $ 10.319.000, la mayoría del Banco Macro. 

Hasta el 26 de septiembre, también están citados a indagatoria judicial Alejandro Andrés Olmos, uno de los dueños del Grupo Crónica; Raúl Cruz Moneta, que era uno de los dueños de la radio Rock & Pop; Patricia Prinos, la histórica secretaria de Sergio Szpolski, quien figura como directora en varia sociedades del Grupo Veintitrés, al igual que el sobrino de esta secretaria, Facundo Romano, entre otros.

El ex titular de la AFIP, Alberto Abad, impulsó la denuncia penal contra las empresas que conformaban el Grupo Veintitrés, allá por julio de 2016. Esa denuncia se dividió en 19 causas, que continúan abiertas. Y el actual titular del organismo oficial, Leandro Cuccioli, continuó la presión sobre Szpolski, con cuatro nuevas denuncias, que se presentaron entre mayo y junio de este año.

La evasión de aportes, que perjudicó a unos 800 periodistas del ya disuelto grupo de medios ultra K, tuvo dos metodologías: por un lado, las empresas presentaban la declaración jurada de sus empleados en relación de dependencia y retenían los aportes previsionales, pero luego no los depositaban. La segunda variante era que las sumas eran “ingresadas y/o regularizadas en un plan de facilidades de pago superado el plazo legal para ello”, según figura en la denuncia de la AFIP.

Fuentes judiciales señalaron que la evasión de aportes es un delito castigado por la Ley Penal Tributaria, que se agrava por la conducta de “poner personas interpuestas para ocultar a sus verdaderos dueños”, con penas que llegan hasta los seis años de prisión, de cumplimiento efectivo. 

Alejandro Alfie

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds