El máximo ejecutivo de la empresa, Sergio Marchionne, fue quien anunció los positivos números en producción. Tras esto, las acciones de Ferrari subieron hasta un 3,5% en la negociación de EE.UU.

(Foto: Bloomberg)
(Foto: Bloomberg)

Las ganancias de Ferrari NV superaron las expectativas en tanto el fabricante italiano de superdeportivos vendió la mayoría de sus modelos para 2018 y una parte del próximo año.

El máximo ejecutivo de la empresa, Sergio Marchionne, dijo que la producción de la compañía italiana está casi completamente comprometida para este año y parte del 2019. Todavía hay disponibilidad solo para la familia de automóviles GTC4 Lusso, dijo el jueves en una conferencia telefónica con analistas.

“Todo lo demás se ha ido bastante bien”, dijo Marchionne.

Las acciones de Ferrari subieron hasta un 3,5% en la negociación estadounidense tras los comentarios del CEO. Anteriormente, la empresa con sede en Maranello, Italia, que se separó de Fiat Chrysler Automobiles NV informó que las ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización aumentaron un 13% a 272 millones de euros (US$326 millones) en el primer trimestre. La cifra superó los 262 millones de euros que estimaron en promedio ocho analistas encuestados por Bloomberg.

Marchionne, quien también estuvo a cargo de Fiat durante los últimos 14 años, está trabajando en su último plan de negocios para el fabricante de autos de carreras antes de retirarse. La estrategia a cinco años se presentará en septiembre; incluirá detalles de la expansión de la icónica marca italiana a nuevos segmentos, incluidos los vehículos utilitarios deportivos y autos híbridos eléctricos.

Ferrari está probando un automóvil híbrido a gasolina y electricidad que “podría funcionar silenciosamente”, dijo Marchionne en una entrevista el mes pasado. Mientras que Ferrari no tiene planes de producir un automóvil completamente eléctrico antes de 2022, la compañía está desarrollando vehículos que mostrarán “todo el poder de la electrificación”, dijo Marchionne a Bloomberg Television.

El cambio se produce en tanto el fabricante apunta a una meta anual de ventas que excede un límite auto-impuesto de 10.000 autos que hasta ahora le ha permitido operar bajo normas de economía de combustible menos estrictas. Alimentando el crecimiento, Ferrari ha pronosticado que las ganancias aumentarán a al menos 1.100 millones de euros este año y a 2.000 millones de euros para 2022.

Marchionne dijo que Ferrari no está considerando comprar otra marca de automóviles y, en teoría, podría adquirir marcas no automotrices en el sector de bienes de lujo. Todavía no hay un plan en este momento, dijo.

Agencia Bloomberg

Fuente: EL COMERCIO

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds