Fue en La Rural. Estuvieron Vidal, Peña, Sturzenegger y varios gobernadores. Fuerte presencia sindical.

El juez Lorenzetti con la gobernadora Vidal, en la cena de Cippec.
El juez Lorenzetti con la gobernadora Vidal, en la cena de Cippec.

La Cena Anual de CIPPEC, un clásico político y empresario, se convirtió en la noche de este lunes en la caja de resonancia del malestar de sectores del oficialismo y de la oposición con la marcha de la economía, en particular el aumento de tarifas y los preocupantes datos de inflación.

Tras las advertencias de Alfredo Cornejo, jefe de la UCR y gobernador de Mendoza -provincia donde el fin de semana hubo protestas por los tarifazos- y de Elisa Carrió, se sumaron otros dirigentes radicales y referentes sindicales.

Mirá también

Sturzenegger advirtió que si no baja la inflación subirá la tasa

Federico Storani, vice radical, contó el backstage de la queja que Cornejo le hizo llegar a Mauricio Macri. El ex ministro de Interior de Fernando de la Rua, comentó que el mendocino elevó un reclamo que le hicieron llegar los referentes partidarios de las provincias.

La cena anual de CIPPEC fue en La Rural.

La cena anual de CIPPEC fue en La Rural.

“Así como estamos vamos mal, vamos a perder en las provincias”, fue el planteo que escuchó el jefe radical y extendió al presidente de la Nación. Storani compartió esos pormenores en el corro con otros dirigentes, entre ellos Gerardo Millman, segundo de Patricia Bullrich en Seguridad.

Entre los gobernadores también hubo menciones. Gustavo Valdez, flamante mandatario de Corrientes, apuntó al ministro de Energía Juan José Aranguren con quien tuvo reuniones accidentadas y a quien cuestiona porque no atiende sus reclamos por las regalías de Yacyretá. Aranguren, quizá para no tener que hablar de tarifas, pegó el faltazo.

Rodríguez Larreta con Patricia Bullrich.

Rodríguez Larreta con Patricia Bullrich.

El tema tarifas centralizó el cóctel en La Rural también para los opositores. Daniel Filmus entró sobre la hora porque, precisó, se había quedado en el bloque del FpV armando con otros diputados el pedido para una sesión especial para el miércoles con el objetivo de “congelar” las tarifas.

Mirá también

Elisa Carrió se suma a los reclamos por las tarifas, con un pedido a Marcos Peña

Otro delegado del panperonismo, Daniel Arroyo, diputado del Frente Renovador, andaba muy solicitado porque conoce la cuestión social. Planteó que las tarifas le pegan más a la clase media y cuestionó la tesis PRO de que lo que pueda perder en sectores medios, lo podría compensar en sectores bajos donde se mantiene la asistencia social. “No les va a alcanzar”, aventuró Arroyo.

Además de la nutrida asistencia oficial y de gobernadores, hubo buena concurrencia sindical: Armando Cavalieri (Comercio) casi eufórico porque acababa de firmar un acuerdo con Carrefour para evitar despidos (habrá sí retiros voluntarios a 150%) y baja de salarios.

La ministra Stanley compartió mesa con Roberto Lavagna.

La ministra Stanley compartió mesa con Roberto Lavagna.

Gerardo Martínez (UOCRA) y Víctor Santa María (Suterh) fueron otros de los presentes mientras que Héctor Daer (Sanidad) y Juan Carlos Schmid (Dragado), llegaron juntos. En la previa, Andrés Rodríguez (UPCN), emitió una posición diferente al clima general: “El problema no son las tarifas, el problema de fondo es la inflación núcleo”, dijo el jefe del gremio estatal.

Mirá también

Cristina Kirchner se sumó al pedido opositor y presentó un proyecto contra el alza de tarifas

Andrés Malamud, politólogo, sintetizó en una frase, el efecto político del aumento de tarifas: “pan para hoy, hambre para mañana”.

Cuando llegó Marcos Peña, acompañado por su esposa, la figura de más peso del Gobierno, los corrillos empezaban a desarmarse. Lo mismo pasó con Rogelio Frigerio, el ministro del Interior. Sobre la hora, se supo que no asistiría la vicepresidente Gabriela Michetti.

Otro de los que pasó fue Federico Sturzenegger, titular del Banco Central, tras un día movido donde intentó explicar porqué el gobierno no acierta con sus recetas para controlar los precios.

Del mundo empresario, Isela Constantini, el inevitable Cristiano Ratazzi, Aldo Roggio, Sergio Kauffman y Eduardo Elsztain, entre otros. Jorge D’Onofrio, presidente de River, generó palmadas y miradas duras: la grieta futbolística.

Al final, el ingreso de María Eugenia Vidal -vestido negro, con transparencia, hasta las rodillas- fue la figura central sobre todo porque no asistió Macri. La gobernadora posó y contrastó con Julia Pomares, de CIPPEC, que eligió un fucsia intenso.

Vidal, Valdéz, el jujeño Gerardo Morales, el salteño Juan Manuel Urtubey y la fueguina Rosana Bertone fueron algunos de los gobernadores presentes. También hubo asistencia casi perfecta de los ministros de Cambiemos. La pareja Carolina Stanley y Federico Salvai, siempre en tándem: ella funcionaria de Macri, él jefe de Gabinete de Vidal.

Héctor Daer con Cristiano Ratazzi.

Héctor Daer con Cristiano Ratazzi.

También estuvo el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, el jefe de la Cámara de Diputados Emilio Monzó y los legisladores Nicolás Massot y Pablo Tonelli, entre otros. Por la ciudad concurrió también el ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Macchiavelli.

Clarin.com

Fuente: CLARIN

Share

Video Destacados

Ads will display in 00:10 seconds