El asesinato de Mario Agustín Salto se produjo en junio de 2016 como parte de un rito satánico, según la Justicia. A fin de año se conocerán los resultados de los hisopados realizados en la localidad santiagueña de Quimilí

Tomaron 3.000 muestras de ADN en un pueblo para determinar quién vi 0

A fin de año habrá novedades fundamentales en la investigación por el caso del nene de 11 años violado y desmembrado en junio de 2016 y que mantiene en vilo a la localidad de Quimilí, en Santiago del Estero.

La jueza Rosa Falco, que investiga el secuestro, violación y descuartizamiento de un niño de 11 años, reveló que los resultados de más de 3.000 muestras de ADN realizadas a pobladores de la localidad santiagueña se conocerán a fin de año.

“Los resultados de los hisopados bucales de conocerán a fin de año y serán fundamentales para compararlos con las muestras detectadas en el menor por los peritos”, dijo la magistrada en alusión a dos patrones genéticos encontrados en el desmembrado de la víctima, Mario Agustín Salto.

Tomaron 3.000 muestras de ADN en un pueblo para determinar quién vi 1

Se trata de los ADN que corresponden a dos integrantes de una misma familia y que fueron detectados por el Laboratorio Genético de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en un autopsia realizada el año pasado en Buenos Aires.

La magistrada y la fiscal Olga Gay de Castellano sospechan que los patrones genéticos corresponden a dos hombres que abusaron sexualmente del pequeño, integrante de una familia humilde de la población rural ubicada a 220 kilómetros al sureste de la capital santiagueña.

Las más de 3.000 muestras de hisopados bucales, en una población cercana a los 20.000 habitantes, fueron tomados por efectivos de Gendarmería Nacional y la policía santiagueña, en un operativo que demandó cinco semanas.

El desconsuelo del padre de Marito al encontrar el cuerpo de su hijo (Télam)
El desconsuelo del padre de Marito al encontrar el cuerpo de su hijo (Télam)

Falco anunció que en los próximos días se tomarán muestras en otras 150 personas, en una compleja causa aún sin resolver y que mantiene a la población quimilense en una tensa calma en su permanente reclamo de justicia.

Uno de los detenidos participaba en las marchas pidiendo justicia

Por el caso, se encuentra detenido hace más de 9 meses Miguel Angel “El Brujo” Jiménez (58), imputado como “autor intelectual” del horrendo crimen, en el que la Justicia sostiene se concretó en un ritual satánico.

(Télam)
(Télam)

Los investigadores sospechan que “El Brujo” Jiménez, asiduo participante en las marchas en reclamo de justicia por el crimen del niño y que una vez donó una vaca para recaudar fondos para pagar a los abogados querellantes, tenía directa relación con funcionarios, jueces y policías, planeó el crimen en el marco de un rito satánico.

También se encuentra detenida en el Penal de Mujeres de Santiago del Estero la esposa de “El Brujo”, Arminda Lucrecia Díaz (57), docente y directora de una escuela de Quimilí, una población rural ubicada 220 kilómetros al sureste de la capital santiagueña.

Miguel Ángel Jiménez (Télam)
Miguel Ángel Jiménez (Télam)

Se tratan de medidas judiciales dictadas por la Cámara de Apelaciones, tras confirmar el fallo de Falco en primera instancia, que con anterioridad hizo lugar al pedido de excercalación extraordinaria para el hijo del matrimonio, Miguel Angel Jiménez (23), el cuarto de los sospechosos iniciales en recuperar su libertad.

De esta manera permanecen detenidas otras cuatro personas, Rodolfo “Rody” Sequeira (45), acusado del secuestro del niño; Ramón “Burra” Rodríguez (59); y David Tomás Sosa (23), quien inicialmente declaró como un testigo de identidad reservada y Alfredo Daniel Albarracín (22).

En el caso de Rodríguez, que trabajaba en un tabique en la elaboración de ladrillos, sus abogados defensores solicitaron prisión domiciliaria por razones de salud.

Fuente: INFOBAE

Share
Temas: Categorías: Argentina America

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds