El presidente estadounidense Donald Trump, en su discurso sobre la brutal pandilla MS-13, Mara Salvatrucha, pronunciado en Long Island, Nueva York, ayer, reiteró la existencia de los vacíos legales que facilitan el ingreso de los criminales pertenecientes a esos grupos delincuenciales.

“Los vacíos legales paralizantes en nuestras leyes han permitido que los miembros de la pandilla MS-13 y otros criminales se infiltren en nuestras comunidades – y los demócratas en el Congreso SE NIEGAN a cerrar estos vacíos legales, incluyendo la vergonzosa práctica conocida como ‘atrapar y liberar’. Los demócratas deben abandonar su resistencia…”, tuiteó horas después el mandatario.

La gran expansión que ha registrado la pandilla en Estados Unidos, y los numerosos y crueles asesinatos cometidos han hecho que el dirigente apremie por soluciones que lleven a su extinción, por lo cual urge del respaldo legal que los demócratas se han negado a prestar en el Congreso estadounidense.

El mensaje de Trump se dio en medio de una mesa redonda cuya transcripción fue suministrada mediante un comunicado de la Casa Blanca.

Trump aludió en su alocución a cómo incluso Nancy Pelosi, líder del Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, salió en defensa de los pandilleros cuando el presidente los llamó “animales”.

En la mesa redonda también intervinieron John P. Cronan, Fiscal General Adjunto, quien recordó que la pandilla está compuesta por unos 10.000 miembros, y que 2.000 se hallan en Long Island, y se están infiltrando en las escuelas secundarias y hasta en las primarias.

También dijo Cronan que el lema de “Matar, violar, controlar” que caracteriza al grupo de delincuentes representa la estela de crímenes con que azotan a la sociedad norteamericana, e hizo un recuento de los asesinatos y demás vejaciones cometidas recientemente.

El fiscal expuso ante la audiencia que como medidas tomadas para combatirla se ha aumentado el número de fiscales para procesar los delitos de inmigración, y para procesar delitos violentos, además de trabajar con asociados en Centroamérica lo que ha resultado en miles de arrestos a miembros de MS-13.

Por otra parte, expresó que el desmantelamiento de esos grupos es una de las prioridades del Departamento de Justicia que dirige el Procurador General Jeff Sessions.

Trump también concedió la palabra a Thomas Homan, director de la agencia encargada de los operativos migratorios dentro de los Estados Unidos, quien mencionó las labores adelantadas por su agencia, entre ellas que están procesando al mayor número de pandilleros de la historia, llegando a duplicar los arrestos durante el mandato del actual presidente.

Entre otras cifras enumeró Homan que arrestaron a 4.800 pandilleros y han removido a casi 11.000, 300 de ellos en Long Island, Nueva York, el 40% de los cuales eran chicos extranjeros que ingresaron no acompañados.

Adicionalmente, en la mesa redonda se comunicó que muchos de los niños que ingresan sin sus padres y que carecen de estructura familiar son vulnerables ante las demandas de adherirse a la pandilla MS-13.

Muchos de los asesinatos son causados por los aspirantes a miembros de la pandillas, a quienes se exige matar a alguien y entregar su cuerpo como rito de iniciación.

El presidente Trump anunció que se reducirá, o incluso cancelará, la ayuda económica a los países vinculados con las pandillas, llegado el caso de que su cooperación no sea suficiente frente al control de los pandilleros.

Una de las dificultades legales mencionadas es que el hecho de que siendo reconocidos miembros de la banda no es suficiente para prohibirles la entrada al país, por lo que este es uno de los cambios por hacer en la ley.

La mesa redonda fue una larga sesión de trabajo en la que participaron muchos de los funcionarios encargados de combatir a la peligrosa banda. También intervinieron congresistas interesados en brindar mejores condiciones de vida a sus ciudadanos, apartando el peligro que los criminales representan en el seno de la sociedad.

En otro de sus acostumbrados mensajes, Donald Trump se condolió de las familias que habían perdido a seres queridos a manos de los asesinos pertenecientes a la pandilla MS-13:

“Hoy, en Long Island, todos nos sentimos conmovidos al vernos acompañados por familias que han sufrido una angustia impensable a manos del MS-13. Me sentí verdaderamente honrado de haber sido acompañado de nuevo por las valientes familias que fueron mis invitados en el Estado de la Unión…”.

La pandilla MS-13 fue fundada en Los Angeles en la década de 1980 en parte para proteger a los inmigrantes que huían de la guerra civil en El Salvador, pero con el correr de los años se convirtió en una gigantesca organización criminal transfronteriza.

La sigla MS-13 se refiere a la pandilla Mara Salvatrucha, de origen centroamericano, que se ha expandido en los Estados Unidos.

El comisionado de policía del condado de Suffolk declaró que “los asesinatos muestran un nivel de brutalidad casi inigualable”.

El director de la Policía Nacional Civil, Howard Cotto, de El Salvador aseguró que esta estructura de la pandilla es responsable de haber ordenado al menos 600 homicidios en el año 2017, “incluyendo dentro de estos los homicidios contra 47 compañeros nuestros”, manifestó Cotto.

José Ignació Hermosa – BLes

Share
Temas: Categorías: America

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds