Redacción BLes – El presidente de los EE.UU. Donald Trump cuestionó el jueves el estudio en el que se afirma que murieron 3.000 personas en las catástrofes originadas por los huracanes Irma y María en septiembre de 2017 en Puerto Rico y achacó dichas conclusiones a una nueva estrategia de descrédito de la oposición.

“3000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron Puerto Rico. Cuando dejé la isla, DESPUÉS de la tormenta, ellos tuvieron entre 6 y 18 muertes. Con el paso del tiempo no subió mucho”, tuiteó Trump. 

“Luego, mucho tiempo después, comenzaron a reportar números muy grandes, como 3000. Lo hicieron los demócratas para hacerme quedar tan mal como fuera posible, mientras me encontraba recaudando miles de millones de dólares para ayudar a reconstruir Puerto Rico”, explicó el mandatario.

“Si una persona muere por cualquier razón, como la vejez, simplemente agreguela a la lista. Mala política. ¡Me encanta Puerto Rico!”, agregó.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, elevó el mes pasado el número oficial de muertes provocadas por el huracán María de 64 a 2.975 de acuerdo a las conclusiones del estudio solicitado a la Escuela de Salud Pública del Instituto Kilmen de la Universidad George Washington.

Algunos informes anteriores del gobierno puertorriqueño, citados por Fox News, sugerían que la cantidad de fallecidos podría rondar los 1.400, matizó el corresponsal de la Casa Blanca, John Roberts.

Puntos de vista enfrentados

“Como dijo el Presidente, cada muerte producida por el huracán María es un horror”, aclaró el jueves por la noche el subsecretario de Prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidley, centrando el debate en la terrible tragedia.

“Antes, durante y después de los dos masivos huracanes, el Presidente ordenó a toda la Administración que brindara un apoyo sin precedentes a Puerto Rico”, añadió según un reporte de Fox News.

“El Presidente Trump estaba respondiendo a los medios de comunicación liberales y la alcaldesa de San Juan, quienes tristemente han tratado de explotar la devastación mediante una constante corriente de desinformación y falsas acusaciones”, señaló el funcionario en relación a la acusación de Trump.

El huracán María se abatió sobre Puerto Rico en septiembre de 2017 / Fuente: NOAA

En tanto, la alcaldesa demócrata de San Juan, Carmen Yulín Cruz, con la que el presidente Trump ha protagonizado varios desencuentros, aseguró en una entrevista a CBC: “Lo que el presidente sigue negando y tratando de encubrir es que Puerto Rico estuvo completamente sin energía, casi al 100%, hasta probablemente finales de diciembre. Así que mucha gente murió porque después de un huracán, no tenían acceso a la electricidad”.

Por otra parte, la senadora republicana por Carolina del Sur, Lindsey Graham, cuyo estado parece ser el más amenazado por la inminente llegada del huracán Florence, afirmó: “Creo que es una tragedia que alguien muera a causa de un desastre natural. El Presidente ha sido muy bueno en ayudar a Carolina del Sur, Carolina del Norte, Georgia”.

“No me trago la idea de que el Presidente sea indiferente a nuestros amigos en Puerto Rico. No lo creo”, concluyó Graham.

Lou Dobbs, el veterano autor y presentador, argumentó en Twitter que los resultados del informe de la Universidad de George Washington no eran otra cosa que “Fake News” (noticias falsas):

“El número de muertos del Huracán María se ha inflado y el Presidente Donald Trump tenía razón al decir que las organizaciones desbarataron la ciencia y las estadísticas para intentar desacreditar a su administración”, aseguró.

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds