El presidente de EEUU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, se dieron un apretón de manos al inicio hoy de su histórica cumbre en Singapur, la primera de la historia entre los dos países.

Trump entró por la derecha y Kim por la izquierda a un patio del hotel de estilo colonial británico, y se estrecharon la mano sobre una alfombra roja y frente a una decena de banderas de Estados Unidos y Corea del Norte.

El presidente estadounidense dijo unas pocas palabras al líder norcoreano y le tocó levemente el brazo derecho, mientras Kim permanecía en silencio.

En sus primeras declaraciones ante los medios, Trump auguró una “relación fantástica” con Kim.

Por su parte el dictador norcoreano dijo a través de un intérprete que el camino para llegar a las conversaciones no fue fácil. “Superamos malas prácticas del pasado y estamos aquí ahora”, afirmó.

Se prevé que los dos líderes estarán reunidos a solas durante 45 minutos. Luego mantendrán un encuentro de trabajo con sus respectivas delegaciones y un almuerzo.
(AP/Evan Vucci)

La reunión, cuyo objetivo es tratar la posible desnuclearización de Pyongyang, es la primera entre mandatarios de ambos países tras casi 70 años de confrontación a raíz de la Guerra de Corea (1950-1953), y 25 de negociaciones fallidas y tensiones a cuenta del programa atómico norcoreano.

En dos mensajes de Twitter a primera hora de la mañana, Trump aseguró que “pronto” se sabrá “si un pacto real, a diferencia de los del pasado, puede alcanzarse o no”.

“Los odiosos y perdedores dicen que el hecho de tener una reunión es una gran pérdida para EE.UU. Tenemos a nuestros rehenes, las pruebas, investigaciones y todos los lanzamientos de misiles se han detenido, y esos expertos, que hablaron mal de mí desde el principio, ¡no tienen nada más que decir! ¡Estaremos bien!”, añadió.

 Fuente: INFOBAE.
Share
Temas: Categorías: America Mundo EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds