El presidente Donald Trump señaló el viernes que “Estados Unidos es la envidia económica del mundo” al resaltar el crecimiento económico estadounidense en el trimestre abril-junio que alcanzó una tasa anual de 4,1 por ciento, el ritmo más acelerado desde 2014.

En declaraciones desde el jardín sur de la Casa Blanca, el presidente Trump dijo que cuando se reúne con los líderes del mundo, la primera cosa que le comentan es sobre el buen estado de la economía estadounidense y garantizó que estos números mejorarán al renegociar los acuerdos comerciales.

“Estados Unidos está siendo respetado nuevamente y está ganando nuevamente porque finalmente estamos poniendo a Estados Unidos primero. Donde quiera que miremos, estamos viendo los efectos de la economía estadounidense”, manifestó el presidente Trump.

El crecimiento de la economía estadounidense fue impulsado por consumidores que aprovechan sus recortes de impuestos para aumentar sus gastos y exportadores que se apresuraron a entregar sus productos antes que entraran en vigencia las nuevas tarifas arancelarias.

Trump ha pronosticado que el crecimiento se va a acelerar debido a sus políticas económicas. Pero analistas privados advirtieron que el ritmo de abril-junio es insostenible porque se deriva de factores temporales. Dicen que el resto del año casi seguramente registrará un buen crecimiento, pero más lento, de alrededor de 3%.

El presidente, en cambio, señaló que las cifras son “muy sostenibles”. Lo acompañaron en sus declaraciones el vicepresidente Mike Pence y varios miembros del gabinete. Trump está tratando de destacar los logros económicos de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

Trump indicó que la inversión privada está creciendo al 9.4 por ciento, lo que representa un “tremendo” aumento. “Creo que lo más importante y Larry Kudlow me acaba de confirmar junto con Kevin Hasset -ambos asesores financieros- que estos números son muy muy sostenibles. Esto no es una ida a la tienda una sola vez”, agregó el mandatario estadounidense.

El presidente de EE.UU. también resaltó como uno de sus mayores logros el haber reducido el déficit comercial por más de 50 mil millones de dólares y tener los más bajos niveles de desempleo como nunca antes.

Trump, que ha atacado reiteradamente el rendimiento económico del gobierno de Obama, prometió durante su campaña en 2016 que aumentaría el crecimiento a 4% o mejor. La nueva cifra del PBI es casi el doble del crecimiento de 2,2% registrado en el primer trimestre del año.

Otro factor que estimuló el segundo trimestre fue la premura de los exportadores de soya y otros productos para llevar sus embarques a otros países antes de los aranceles de respuesta a las políticas comerciales de Trump.

Las exportaciones crecieron a una tasa de 9,35 en el trimestre, mientras que las importaciones crecieron apenas 0,5%.

Esa reducción del déficit añadió un punto de porcentaje al crecimiento en el segundo trimestre, pero los economistas temen que una guerra comercial entre Estados Unidos y China, las dos mayores economías del mundo, va a dañar el crecimiento.

A través de: Voz de América

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds