Tal como estaba programado, el presidente Donald Trump dirigió el discurso de apertura ante los invitados a la Gala de la organización Susan B. Anthony, SBA, anoche en el Museo Nacional de Washington, D.C.

“Por primera vez desde Roe v. Wade, América tiene un presidente provida, un vicepresidente provida, una Cámara de Representantes provida y 25 capitales de estados Republicanos provida”, fueron palabras de presidente Donald Trump al dirigirse al auditorio, según informa la Casa Blanca.

Cada niño es un regalo precioso de Dios”, también fueron palabras con las que Trump recalcó la importancia que tiene la vida de los infantes, como don único que requiere de toda la protección y el cuidado que merece.

En un discurso ameno, lleno de frases amistosas hacia muchos de los asistentes, resaltó sus buenos aportes a la causa.

Aludió a sus acciones para impedir que el dinero de los contribuyentes financie centros de abortos, su promoción a la ley que revoca la obligación de los estados a financiar a esos establecimientos; y los esfuerzos para prohibir los abortos de gestaciones mayores a las 20 semanas.

Trump también mencionó las medidas adoptadas para proteger la libertad religiosa.

El presidente aprovechó la ocasión para mencionar que se han creado 3.3 millones de empleos y que el desempleo de los afrodescendientes se encuentra en el mínimo histórico, lo mismo que el de los hispanos y de las mujeres y otros logros sociales y políticos de su administración.

También exaltó a Susan B. Anthony, una pionera por la causa de la libertad en los Estados Unidos, luchadora por la abolición de la esclavitud, por asegurar el derecho de las mujeres al voto y por el respeto por la dignidad de cada persona.

A su vez encontró el momento para prodigar frases tiernas a Catherine la hijita de 4 años adoptada por Lisa y Bruce Alexander, quienes la ayudaron en su tratamiento para la abstinencia de opiáceos.

Hacia el final de la alocución dijo: “Cuando defendemos la vida, defendemos la verdadera fuente de la grandeza de Estados Unidos.  Es nuestra gente, nuestra gente es genial.  Es la gente que honra nuestras vidas, que sostiene nuestras comunidades, y que hace de Estados Unidos una nación, un hogar, y esta magnífica tierra que todos amamos tanto”.

En la misma gala a Kellyanne Conway, Consejera del Presidente se le otorgó el Premio al Líder Distinguido 2018, que cada año entrega la entidad SBA a quienes se destacan en apoyo al logro de sus objetivos en favor de la vida de los nonatos.

Por otra parte, también participaron el Líder de las Mayorías en la Cámara de Representantes de Estados Unidos Steve Scalise, Representante por el Estado de Louisiana, dirigiendo el brindis por la vida, y Kathy Ireland, defensora provida y empresaria, como Maestra de Ceremonias.

En tanto que Marjorie Dannenfelser, la presidenta de la organización SBA, presentó al presidente Trump, y a continuación del discurso del mandatario brindó otro como respuesta.

En su discurso, Dannenfelser expresó el honor de contar con el presidente del país en el evento y resaltó lo histórico de su participación en el movimiento provida.

“Con el Presidente Trump al frente de la campaña y con las bases pro-vida energizadas por su agenda, estamos más cerca que nunca de poner fin a la injusticia del aborto y restaurar una sociedad que proteja a cada madre e hijo”, fueron las palabras con las que la presidenta del grupo SBA también se dirigió a su auditorio, según la página de la entidad.

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds