El presidente Donald Trump lamentó este viernes que los costos invertidos en la investigación, sobre la supuesta infiltración de Rusia durante la campaña presidencial, hayan costado más de 17 millones de dólares, según informe del Departamento de Justicia entregado el jueves 31 de mayo.

El tuit del presidente dice “A.P. acaba de informar que la investigación del engaño ruso le ha costado a nuestro gobierno más de 17 millones de dólares, y que está subiendo rápidamente. ¡No hubo ninguna colusión, excepto por los demócratas!”.

Entre el 1 de octubre de 2017 y el 31 de marzo de este año los gastos fueron de 10 millones, distribuidos entre el equipo de Robert Mueller, Asesor Especial encargado del proceso, y el Departamento de Justicia (DoJ) que pagó otros servicios relacionados con el mismo caso.

Anteriormente los gastos habían sido de 7 millones de dólares, entre mayo y septiembre de 2017.

Por su parte el DoJ declaró en su informe que “el departamento continuará dedicando y apalancando recursos para mantener fuertes controles de gestión financiera y de programas”

Asimismo, agregó que “la gerencia se toma en serio su responsabilidad programática y financiera y se dedica a asegurar que los fondos se utilicen de manera responsable y transparente”.

Llama la atención que luego de año y medio de pesquisas aún no se haya revelado nada en contra del presidente o de su equipo de colaboradores de campaña.

Entretanto Trump solicitó al DoJ que investigara las actuaciones del FBI con respecto a su campaña, en el sentido de si trató de ayudar a la candidata demócrata Hillary Clinton, ilegalmente.

Lo que sí se ha comprobado hasta el momento es que el FBI se acercó a asesores de la campaña Trump, en busca de información que revelara intromisiones fraudulentas del gobierno ruso.

Uno de ellos, Carter Page, asesor voluntario de la campaña, declaró que las indagaciones del FBI le habían arruinado en los aspectos financieros y personal.

De acuerdo a los datos recogidos, se puede inferir que la investigación se montó con base en expedientes tendenciosos y no verificados, por los que ahora los contribuyentes pagan por la búsqueda de pruebas. Después de tanto tiempo, esfuerzo y gastos, estas no aparecen por ningún lado.

Jose Ignacio Hermosa – BLes

Share
Temas: Categorías: America EE.UU

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds