Líderes de la industria aplauden iniciativa e instan a incentivar hogares que cumplen con códigos de construcción

De aprobarse la iniciativa anunciada ayer, el incentivo para viviendas en cas...
De aprobarse la iniciativa anunciada ayer, el incentivo para viviendas en cascos urbanos será de $50,000 y en otras áreas de $25,000. (Xavier J. Araújo Berríos)

Portavoces de las industrias de la construcción y la banca recibieron con optimismo el anuncio del gobernador Ricardo Rosselló Nevares de que solicitó al Departamento federal de la Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, en inglés) el otorgamiento de vales de hasta $50,000 a familias interesadas en adquirir residencias.

“En Puerto Rico, hay un problema grande de accesibilidad a vivienda segura y este programa está diseñado para cerrar esa brecha”, sostuvo Emilio Colón Zavala, presidente de la Asociación de Constructores de Puerto Rico.

Coincidió con Zoimé Álvarez Rubio, vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Bancos de Puerto Rico, en que la propuesta está dirigida principalmente a ayudar a personas que enfrentan dificultades al conseguir dinero para los costos de transacción que conlleva la compra de hogar.

“No es que las personas no encuentren vivienda, es que se quedan cortos en los gastos de cierre y el pronto”, dijo Álvarez. “Cualquier empujoncito que ayude a pagar el pronto y los gastos de cierre y a bajar el monto del préstamo hipotecario para tener un pago mensual más cómodo, cae como anillo al dedo”.

Según el anuncio del gobernador, si HUD aprueba la propuesta, la ayuda pudiera utilizarse para adquirir una vivienda propia, comprar una propiedad y alquilarla a un tercero o para pagar la hipoteca de una vivienda ya adquirida.

Aunque ninguno de los entrevistados pudo dar un estimado de a cuánto podría ascender el impacto económico de esta iniciativa –para la que se separarán $150 millones de los fondos de Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres (CDBG-DR, en inglés)-, afirmaron que será beneficiosa.

“Todo incentivo que estimule la compra y venta de propiedades, actividad que ha estado mermando por la migración, por problemas económicos y por falta de demanda, va a impactar positivamente la economía porque es una cadena. Al otorgar un vale se vende una propiedad y se impactan el corredor de bienes raíces, el banco, el inversionista y el constructor”, dijo Álvarez.

“Esto va a fortalecer a la industria de la construcción, generar empleos y actividad económica”, auguró Humberto Reynolds, pasado presidente del Capítulo de Puerto Rico de la Asociación de Contratistas Generales de América.

Aunque en el anuncio no se dieron detalles de si los vales serán para viviendas nuevas o existentes, Colón estimó que la iniciativa tiene el potencial de impulsar la construcción y venta de hasta 4,000 residencias nuevas.

El presidente de la Asociación de Constructores expresó que “es muy importante, sobre todo después de los huracanes (Irma y María), brindar acceso a vivienda segura a la ciudadanía para que no vuelvan a perder sus casas o que estas no sufran daños significativos. Por eso, es importante que las casas que se incentiven con estos vales cumplan con los códigos de construcción”.

En un país en el que por los pasados tres años se ejecutaron más de 4,000 viviendas anuales, Álvarez resaltó la importancia de que “independientemente del vale, la entidad financiera tiene que asegurarse de la capacidad de pago del solicitante para poder disminuir el riesgo de que por cualquier cosa no pueda pagar la propiedad y termine en ejecución”.

Álvarez y Colón señalaron que para las personas a las que los huracanes les provocaron problemas para pagar a tiempo sus hipotecas, existe otro programa –ya aprobado por HUD- dirigido a ayudarlos a ponerse al día. Se trata del Mortgage Catchup Program, para el cual se aprobaron $100 millones y se espera que entre en vigor entre diciembre y enero próximos.

Por Rut Tellado

Fuente: EL NUEVO DIA

Share
Temas: Categorías: America Puerto Rico

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds