Otros factores para las fatalidades fueron las personas ancianas y con impedimentos

Entre 2016 y 2017, la cantidad de decesos en Puerto Rico aumentó en un 4.6%, ...
Entre 2016 y 2017, la cantidad de decesos en Puerto Rico aumentó en un 4.6%, según datos del Registro Demográfico. (Ramón “Tonito” Zayas)

Cuatro días después del paso del huracán María por Puerto Rico, en el municipio de Loíza se formó un “corre y corre” porque no había nichos suficientes para enterrar a todos los que se estaban muriendo, relató la alcaldesa de este pueblo, Julia Nazario.

En Morovis, entretanto, en una sola semana hubo una racha de siete decesos. Esto es casi el doble de las fatalidades usuales en este pueblo, relató la alcaldesa de este municipio, Carmen Maldonado.

“Fue bien impresionante… Y nos sigue pasando. El aumento sigue. Es algo difícil y es considerable (el alza)”, sostuvo Maldonado.

Lo que parecía una percepción en Loíza y en Morovis se confirma con los datos del Registro Demográfico. En Loíza, por ejemplo, murieron unas 29 personas más que el promedio de los últimos dos años. Esta cifra representa el 15% de todos los fallecimientos en este pueblo. En el caso de Morovis, el exceso de muertes fue de 38. La alcaldesa, sin embargo, contó más de 80 decesos en los tres meses que le siguieron al ciclón.

Ayer, el Registro Demográfico liberó una serie de datos sobre los decesos por municipios. Un análisis hecho a partir de esos datos establece que en los pueblos de Jayuya, Las Marías, Comerío, Cabo Rojo, Naranjito, Yauco, Morovis, Loíza, Peñuelas y San Sebastián, más del 14% de los decesos eran en exceso al promedio de defunciones en los dos años previos (2015 y 2016). La información toma en cuenta el pueblo de residencia de los fallecidos y no dónde murieron. Informes previos apuntaban a que con el paso del huracán hubo un aumento en la cantidad de decesos que se reportaron en los hospitales.

Los datos del Registro Demográfico establecen que para todo Puerto Rico, entre septiembre y diciembre de 2017, murieron 1,397 personas más que el año anterior. Esta cifra representa un aumento de 14% para este periodo.

Características en común

Los pueblos con altos porcentajes de muertes en exceso tienen algunas condiciones socioeconómicas en común. Por ejemplo, del grupo, el pueblo que menos pobreza tiene es Loíza. En este pueblo, el 49.6% de la población tiene ingresos por debajo del estándar federal de pobreza. El que más pobreza tiene es Jayuya, con seis de cada 10 habitantes en esta situación.

Los otros dos factores que pudieron incidir en los fallecimientos post-María son la mediana de edad de la población y la cantidad de personas con impedimentos, explicó la demógrafa Judith Rodríguez.

“Lo que veo aquí es que hay varias variables que pudieron afectar. Los sectores que más riesgos tuvieron son los sectores con una estructura de edad más vieja, los que están bajo los niveles de pobreza y los que tienen algún tipode incapacidad”, dijo Rodríguez.

La demógrafa explicó, por ejemplo, que algunos de los pueblos cuya mortalidad aumentó con el paso de María aparecen en la Encuesta de la Comunidad del Censo con niveles altos de la población con discapacidad. Mencionó, por ejemplo, que el Censo estima que el 29% de la población tiene algún tipo de impedimento. Este porcentaje para San Sebastián es de 26.3% y para Naranjito, de 25.1%.

La impresión municipal

Pero más allá del riesgo estadístico hubo situaciones muy concretas que pudieron acelerar el patrón de decesos en Puerto Rico. Específicamente, seis alcaldes consultados por El Nuevo Día coincidieron en apuntar que la carencia de los servicios de electricidad y agua potable afectaron directamente la salud de los puertorriqueños, especialmente la de adultos mayores con condiciones crónicas que se deterioraron dramáticamente al punto de provocarles la muerte.

“Sabemos que hubo una cantidad mayor de muertes por la cantidad de personas enterradas”, sostuvo la alcaldesa de Loíza. “Estar sin luz, sin medicinas y con estrés contribuyó, sobre todo en los adultos mayores”, agregó.

En el municipio de Yauco, mientras tanto, la interrupción en los servicios hospitalarios fue fatal para muchos, de acuerdo con el alcalde Ángel Torres.

“Aquí el hospital colapsó y estuvo fuera de servicio dos semanas. Eso se juntó con la reacción tardía de FEMA (Agencia Federal para el Manejo de Emergencias) los primeros dos meses (tras el ciclón), la falta de insulinas y el centro de diálisis, que tardó tres semanas en abrir. Todos esos fueron factores adversos”, dijo el funcionario.

El alcalde de Cabo Rojo, Roberto Ramírez Kurtz, aseguró, entretanto, que en este municipio hicieron lo humanamente posible por evitar muertes y aún así ocurrieron.

“Pudo haber sido peor, como en Yabucoa, que aumentaron los suicidios”, afirmó.

Según el alcalde, la activación de un centro de operaciones de emergencia con 15 médicos, incluyendo sicólogos, siquiatras, terapistas, internistas y dentistas, ayudó a gestionar varias situaciones de emergencia, como el acceso a ciertos medicamentos.

“El no tener ventiladores (conectados) ni máquinas para (los que padecen de) apnea de sueño (por la falta de energía eléctrica) fue notable (en el deterioro de sus enfermedades)”, dijo, por su parte, el alcalde de Jayuya, Jorge Luis González Otero, quien resaltó también los problemas que enfrentaron los enfermos renales para continuar sus tratamientos de diálisis.

El funcionario jayuyano destacó que en los primeros meses tuvieron también problemas con el despacho de medicamentos.

“(La falta de medicinas) incidió en la muerte prematura de muchos”, comentó González Otero. Durante los primeros días después del ciclón, según una directriz de Salud, se podían despachar medicamentos aunque las farmacias nopudieran registrar la transacción en los sistemas electrónicos.

“Muchos dueños de farmacia no acataron esa orden porque eso fue un cheque en blanco, ahí no había ningún compromiso de pago”, sostuvo el alcalde.

Para el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, un elemento trascendental fue que los hospitales del país no estaban preparados para lidiar con las consecuencias de un evento de esta categoría.

Insuficiencia de generadores y los problemas relacionados, así como la falta de suministros importantes, como tanques de oxígeno, fueron categóricos en perjudicar la salud de muchos, advirtió Jiménez, quien señaló además los problemas generados por la falta de luz y agua en hospicios y centros de envejecientes, además de en pacientes encamados.

Información de a poquito

Los datos sobre los decesos por municipio de residencia surgieron ayer, cuando el Registro Demográfico liberó una serie de datos adicionales sobre la mortandad en Puerto Rico durante el 2017.

Desde diciembre de ese año, el Registro -dependencia adscrita al Departamento de Salud- se había negado a dar datos sobre los decesos causados por el huracán María. Esa restricción a la información ocurrió tras una serie de informes que apuntaban a que tras los huracanes Irma y María se habían producido unas mil muertes más que las reportadas en años anteriores.

Esa restricción a la información cambió cuando el Tribunal de Primera Instancia de San Juan resolvió demandas presentadas por la cadena CNN y el Centro de Periodismo Investigativo ordenándole al Registro a divulgar todos los datos asociados a los fallecimientos tras el paso del huracán María.

La divulgación de la información también se da luego que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares fuera cuestionado públicamente sobre la negativa del Registro Demográfico a dar información sobre los decesos ocurridos durante el periodo de emergencia.

Los cuestionamientos al mandatario fueron poco después de que un estudio de la Universidad de Harvard, en colaboración con unos profesores en Puerto Rico, propuso que entre 793 y 8,498 personas pudieron haber muerto por asuntos asociados al huracán María. El punto intermedio de este intervalo de confianza es 4,645, cifra que, según el estudio, podría representar la cantidad de fallecimientos en Puerto Rico asociados al ciclón.

Por Marga Parés Arroyo y Ricardo Cortés Chico

Fuente: EL NUEVO DIA

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds