No por su mal hacer, pero sí por los rivales que se encontrará dentro del mundo político para llevar a cabo todas las reformas que busca dentro de la ciencia en España. COTEC apunta a que, dentro de un año, Duque revisará su situación política.

COTEC ya pone una posible fecha de caducidad al puesto de Pedro Duque 1

El cambio de signo político en España se sobrevino, casi sin avisar, hace solo unas semanas. De un día para otro, el Gobierno presidido por Mariano Rajoy del lado del Partido Popular terminaba dando paso a Pedro Sánchez y el Partido Socialista. Nuevas iniciativas, programas políticos y, sobre todo, mucha incertidumbre. La ciencia y la innovación, y su precario estado en España desde los estragos de la crisis, se encontraban dentro de este entramado. En este sentido, COTEC (Fundación para la Innovación) se encontró con el cambio de paradigma; ahora, tras el giro de 180º analizan el antes y el posible después.

¿Cómo afrontar el cambio político? Definiendo la actividad de la cartera de economía durante la legislatura de Rajoy, especialmente durante el cargo de Luis de Guindos, como “un completo desastre”, el papel de la Fundación se ha encuadrado muchas veces en una cierta oposición política a los quehaceres del partido de derechas. Comenta Jorge Barrero, director general de COTEC, que cuando Román Escolano heredó la cartera de economía “la fundación se ocupó de que ‘el marrón’ de la ciencia estuviese sobre la mesa desde el primer momento”; igualmente entienden que “la política de ciencia es una cuestión de Estado que no necesita posicionarse”. Era importante comprometer al nuevo ministro con la situación, especialmente con el papel de Montoro en el diseño de los presupuestos para I+D. Fue en este momento cuando COTEC tomó un posicionamiento mucho más agresivo. El supuesto aumento de los fondos públicos, un 8% según el ex ministro, escondía una desagradable sorpresa detrás: una situación que no conseguía superar los niveles pre-crisis y un incremento en el área de créditos y no a subvenciones.

Y llegó el cambio. “No se esperaba por nadie y la verdad que toda nuestra hoja de ruta se fue a pique”, explica Barrero. Las conversaciones que COTEC había tenido con Escolano y las promesas, nadie sabrá ya si eran ciertas, de hacer un esfuerzo público por llevar a la ciencia en España a otro nivel caían entonces en saco roto. Si hay algo cierto en todo esto es que un cambio político es sinónimo de parón en todos los niveles, por lo que para COTEC, “todo apunta a que la siguiente temporada no irá demasiado bien para la ciencia”. No quieren dar datos cerrados, pero asumen que los indicadores de gasto adelantados para final de año serán malos. Sin llegar a los niveles de la crisis, pero sí negativos.

Pedro Duque

La sorpresa de Pedro Duque

Para COTEC la elección de Pedro Duque como Ministro de Ciencia ha sido, sin duda, una grata sorpresa. Por primera vez en la historia el ministro más conocido es el mejor valorado por la opinión pública, algo muy inusual en política. Desde este punto de vista, Barrero apunta a que “tener un ministro estrella puede ayudar a lograr algunas victorias, pero no a todas”.

Muy implicado en la lucha contra las pseudoterapias, la inversión pública en investigación y ciencia, la lucha contra la precariedad laboral en el sector y la defensa de las instituciones públicas, para la fundación Duque pronto se encontrará con el mayor rival de “un ministerio gastón”: Hacienda. COTEC entiende que Pedro Sánchez ha colocado en Hacienda a alguien que quiere ser como Montoro en términos de gasto. María Jesús Montero, conocida por su política de contención del gasto, no tiene los visos de convertirse en el mayor apoyo del primer astronauta español.

Es en este punto cuando COTEC saca su bola del futuro y vaticina llamada de Pedro Duque a Sánchez de aquí a un año. En esa conversación el antiguo astronauta, sin vocación política, expondrá que su cargo tenía como objetivo cambiar las cosas en el mundo de la ciencia y las universidades, encontrándose el “no” por respuesta. Será en este punto cuando Sánchez tendrá dos opciones: concederle presupuesto, encontrándose con unos inflexibles técnicos de Hacienda, o dejar ir a uno de sus ministros estrella. La realidad es que para la fundación lo más probable es que Sánchez se decante por la segunda opción argumentando que “los científicos no suelen importar demasiado lo esencial es que la gente se siga queriendo hacer fotos con los ministros”. Un incumplimiento de las promesas por parte de Duque harán flojear las encuestas respecto al ministro.

Ara Rodríguez

Fuente: HIPERTEXTUAL

Share
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds