Kevin Gill (Flickr)
Kevin Gill (Flickr)

El asteroide que hace 65 millones de años se estrelló contra la Tierra y llevó a los dinosaurios a la extinción¿aumentó o disminuyó la temperatura terrestre? Es una de las preguntas que todavía se hacen los investigadores. Ahora, un nuevo estudio liderado por Ken MacLeod y publicado en Science trata de resolver esta incógnita.

MacLeod y sus compañeros han llegado a la conclusión de que el asteroide Chicxulub produjo de forma repentina y prolongada una era de calentamiento global con un rápido aumento de las temperaturas en 5ºC que duró aproximadamente 100.000 años, según el estudio.

Este asteroide perturbó los sistemas de la Tierra. Y lo hizo a un ritmo mayor que el que está ocurriendo en la actualidad debido a la actividad del ser humano. Por lo tanto, proporciona una valiosa información sobre lo que puede suceder de ahora en adelante en cambios ambientales repentinos y extremos.

Los científicos todavía no se ponen de acuerdo en cuáles fueron los efectos secundarios de Chicxulub. Por un lado, están los que defienden que el hollín dentro de la atmósfera bloqueaba la entrada de los rayos del Sol lo suficiente como para que se produjera un enfriamiento global. Sin embargo, otros tratan de demostrar que el carbono, liberado de la corteza tras el impacto y por los incendios forestales, tuvo un efecto de calentamiento sobre la Tierra.

Partiendo de estas dos hipótesis y para entender cómo cambió la temperatura durante este tiempo, MacLeod y sus compañeros analizaron una colección bien conservada de restos de dientes de pescado, escamas y huesos de El Kef, Túnez. Las muestras retienen firmas isotópicas de oxígeno que revelan la temperatura en el momento en el que el animal estaba vivo.

Los autores recolectaron muestras de sedimentos tanto de antes del impacto de Chicxulub como de tiempo después con la intención de analizarlos y saber qué pasó realmente: ¿disminuyó o aumentó la temperatura? Los científicos proponen que a nivel global incrementó en 5ºC y que no volvieron a valores previos hasta pasados aproximadamente 100.000 años después del impacto.

Firmas isotópicas de oxígeno

Pero ¿qué son los isótopos? ¿Y por qué han sido esenciales en este descubrimiento? Los isótopos son átomos del mismo elemento que varían en el número de neutrones en su núcleo. Por ejemplo, la forma más abundante en la naturaleza en la que se encuentra el oxígeno es O-16, es decir, tiene ocho neutrones y ocho protones en su núcleo. La segunda más abundante es la forma O-18, que tiene diez neutrones y ocho protones. Son dos formas en las que se presenta el núcleo, pero siguen siendo el mismo elemento.

El ejemplo de las dos formas del oxígeno es esencial. La presencia de ambas, O-16 y O-18, depende de la temperatura terrestre. Es decir, en los periodos más cálidos el O-16 se evapora de los océanos, dejando a los peces absorber el O-18 para formar sus huesos y dientes. Gracias a que se ha descubierto la presencia de este isótopo en una proporción mayor a la que se suele encontrar los investigadores señalan en su estudio que lo más probable es que aumentó la temperatura.

Desirée Pozo

Fuente: HIPERTEXTUAL

Share
Temas: Categorías: Selección Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds