El Informe Cotec 2018, que elabora la Fundación Cotec, sitúa a España a la cola de Europa en cuanto a niveles de inversión en I+D, al no haber recuperado los niveles de gasto en ciencia anteriores a la crisis.

Chuttersnap (Unsplash)
Chuttersnap (Unsplash)

En el corazón del distrito de Chamartín, con las Cuatro Torres en el horizonte, se levanta el Palacio de los Duques de Pastrana. El emblemático edificio sirvió de hospedaje a Napoleón Bonaparte tras el levantamiento madrileño del 2 de mayo. El militar francés trató de supervisar la conquista de la capital desde este enclave y sofocar así las revueltas populares. Pese a su estancia de veinte días en el palacete, declarado Bien de Interés Cultural en 1979, Napoleón no logró su objetivo.

El Palacio de los Duques de Pastrana ha vuelto a acoger una breve estadía, esta vez marcada por aires civiles y no militares, con el objetivo de conquistar —metafóricamente— la Carrera de San Jerónimo y el Palacio de la Moncloa. El emblemático edificio se ha vestido de gala para albergar la presentación del informe anual de la Fundación Cotec, que ha contado con la asistencia del rey Felipe VI, presidente de honor de la entidad, y del rey Juan Carlos I, presidente fundador. El documento, que recibieron las decenas de participantes en el acto, venía envuelto para la ocasión en papel de regalo dorado, aunque en realidad escondía malas noticias para el país.

España, “totalmente descolgada” de Europa en I+D

Según el Informe Cotec 2018, España sigue manteniendo los mismos niveles de inversión en I+D que hace una década: en 2016, el gasto en ciencia representó el 1,19% del PIB, un porcentaje cercano al obtenido en 2006, cuando se situaba en el 1,2%. “Dar la espalda a la I+D hoy es un coste de oportunidad que no se puede permitir ninguna empresa, institución o país que aspire al liderazgo”, ha afirmado Cristina Garmendia, presidenta de Cotec y anterior ministra de Ciencia e Innovación en el Gobierno de Rodríguez Zapatero, ante la atenta mirada del titular de Economía, Román Escolano, y de Carmen Vela, que ocupa la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación.

Nuestro país se ha convertido en “una excepción” en Europa, junto con Portugal y Finlandia, al no recuperar los niveles de inversión en I+D anteriores a la crisis económica. Mientras que veinticinco de los veintiocho Estados miembro de la Unión Europea han recuperado estos niveles, España se mantiene anclada en los datos de 2009. Además, al comparar las cifras de inversión en I+D pública y privada, nuestro país queda “totalmente descolgado de los países de su entorno”, dice literalmente el informe de la Fundación Cotec. El documento también critica que “la evolución de España en inversión en I+D es la peor entre las cinco grandes economías del continente”.

La Fundación Cotec admite que algunos indicadores de I+D son positivos —se han recuperado, por ejemplo, los niveles de solicitudes de patentes europeas—. No obstante, la producción científica se ha estancado y, especialmente, la posición de España se encuentra cada vez más lejos de países de nuestro entorno y del conjunto de la Unión Europea. La inversión en I+D, según su análisis, se mantiene por sexto año consecutivo por debajo del crecimiento del PIB. El leve incremento del gasto en investigación se debe además “al empuje del sector privado”; la inversión ejecutada por el sector público disminuyó un 2% en 2016, un porcentaje que aumentó un 3% en el mismo período en el caso del sector privado.

Ángela Bernardo

Fuente: HIPERTEXTUAL

Share
Temas: Categorías: Ciencia

Video Destacados

Ad will display in 10 seconds