Pablo Carreño
Pablo Carreño AFP

Pablo Carreño y Benoit Paire se disponen a jugar el primer encuentro de la semifinal de Copa Davis entre España y Francia, que tiene lugar en el estadio Pierre Mauroy, de Lille., en pista cubierta y dura. Carreño y Paire son viejos conocidos: se han enfrentado en tres ocasiones, con tres triunfos para cada jugador. Este mismo año, en el Godó, el tenista asturiano ganó por 6-3 y 6-3. También se impuso el español en el único encuentro al mejor de cinco sets: en el US Open 2014, por 6-1, 6-4, 3-6, 6-3.

Pablo Carreño es el 21 de la ATP y Benoit Paire es el 54. En los últimos torneos, Carreño ha llegado a semifinales en Winston Salem, a cuartos en el Masters 1.000 de Cincinnati, aunque se quedó en la segunda ronda del US Open, lesionado ante Joao Sousa. Paire alcanzó la segunda ronda en las mismas citas.

Esta eliminatoria será la penúltima de la Copa Davis en su actual formato, con un equipo local y otro visitante. El favoritismo está muy repartido en este enfrentamiento. El equipo galo tiene a favor el ambiente y la elección de pista. Según rumores, la pista estaba elegida más pensando en perjudicar el juego de Rafael Nadal más que en favorecer a sus propios jugadores. Esta tradición se ha ido manteniendo en la Copa Davis pese a que en no pocas ocasiones esa ‘apuesta’ se ha manifestado errónea. Sin embargo, ahora la ausencia de Rafael Nadal, lesionado en el US Open, abre una incógnita sobre la ‘utilidad’ de esta superficie, de Rebound Ace Synpave.

Tras este partido saltarán a la pista Roberto Bautista y Lucas Pouille para disputar el segundo punto.

Fernando M. Carreño

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds