Contra el Celta, Zidane volvió a dejarle fuera de la lista. Ya es el último jugador del Madrid en minutos disputados (899′). En verano se analizará su futuro..

Ceballos es el farolillo rojo

Zidane no cuenta con Dani Ceballos. Es una certeza observando el reparto de minutos que el técnico francés ha hecho a lo largo de esta temporada. El pasado sábado, contra el Celta, volvió a dejarle fuera de la convocatoria. Fue el décimo encuentro de la temporada en la que el utrerano no entra en la lista. Tres días antes, tuvo una nueva oportunidad como titular en el Sánchez Pizjuán, pero, después de reivindicarse ante el Leganés, se le escapó y fue el primer cambio de Zizou: fue sustituido en el minuto 70 (el Madrid perdía 2-0 un partido que acabaría perdiendo 3-2). El exjugador del Betis no tiene la confianza de Zidane: sólo le ha utilizado 899 minutos esta temporada y es el jugador de la primera plantilla que menos minutos ha disputado (sin contar a Luca Zidane, el tercer portero, que está inédito). Es el farolillo rojo del Madrid. Un protagonismo menor que él mismo esperaba cuando fichó por el equipo madridista el pasado verano y que no le ha borrado su intención de triunfar en el Madrid. “Nadie me va a quitar la ilusión”, asegura.

“¿Que qué le falta a Ceballos para tener tres o cuatro partidos seguidos? Nada, no le falta nada. Acaba de llegar, va a tener minutos, no los está teniendo ahora porque hay otros jugadores”, respondió Zidane el pasado 25 de noviembre, tras un triunfo ante el Málaga (3-2) en el que Ceballos volvió a quedarse sin jugar ni un solo minuto. Casi seis meses después, la situación del sevillano no ha cambiado y, a pesar de que Zidane asegura que está encantado con su trabajo, los hechos demuestran que no está en sus planes.

Fichado el pasado verano por 16,5 millones después de proclamarse Mejor Jugador del Europeo Sub-21, Dani Ceballos llegó al Madrid para doblar el puesto a Modric. Con 21 años y una meteórica proyección, todos los caminos le llevaban a ser el que diera descanso al croata, el timón del equipo pero que ya tiene 32 años. Sin embargo no ha sido así. Zidane ha optado casi siempre por Kovacic (cuando estuvo apto) como sustituto natural de Luka. De hecho, en los cuatro encuentros en los que Modric se ausentó por lesión entre febrero y marzo, fue el ex del Inter el que ocupó su puesto en el once. En esos encuentros, Ceballos jugó en total 26 minutos. En total, Kovacic suma más del doble de minutos (1.806’) que el sevillano, a pesar de que una rotura parcial del tendón largo del aductor derecho le hizo perderse 15 partidos.

Ceballos lleva toda la mayor parte de la temporada alternando el banquillo y la grada. Brilló en septiembre contra el Alavés, ante el que fue titular y marcó un doblete. Pero tras aquello, pasó de la esperanza al ostracismo. El Madrid comenzó a dejar escapar la Liga en octubre, noviembre y diciembre (el 0-3 del Clásico fue un impacto al mentón de los de Zidane), pero el técnico no le ofreció confianza cuando Kroos o Modric no estaban en su mejor momento de forma y el jugador, tal vez contagiado del desencanto de una segunda unidad que veía cómo Zidane se olvidaba en ella, no ha tenido el impacto que le llevó al Madrid. Además, más allá de su papel residual, tuvo que vivir un momento duro cuando Zidane le sacó ante el Leganés sólo 28 segundos (el técnico se disculpó posteriormente con él).

Cuando pase la final de la Champions del próximo 26 de mayo, el jugador y el club blanco se sentarán para analizar su futuro. Ceballos, pese a ser consciente de dónde está y de la edad que tiene, desea tener más continuidad y ambas partes podrían valorar una cesión. Las conversaciones se iniciarán cuando pase el encuentro contra el Liverpool.

 

Sergio Gómez

Fuente: AS

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds