Corría la temporada 2009 y el colombiano empezaba a sumar minutos en Banfield. Al Palmeiras le informaron que James era una de las promesas del campeonato de Argentina. Desde el club paulista deciden enviar a Jorginho, secretario técnico y auxiliar del entrenador en aquel momento, Muricy Ramalho.

“Fui a ver un partido de Banfield en el año 2009. James solo jugó 45 minutos y fue reemplazado en el entretiempo. Él tenía 17 años y a mi entender estaba gordo, era como una pelota. Y para ese momento, no era nada barato. El club argentino nos habían pedido cinco millones de dólares. Nadie en su sano juicio pagaría tanto por un jugador tan joven”, confiesa Jorginho en dialogo con ESPN Brasil.

En esa misma línea y para finalizar, el ex secretario técnico del Verdao agregó: “No queríamos arriesgar tanto dinero porque a veces a esas edades es muy fácil cometer errores. Teníamos que evaluarlo tres meses y verlo jugar en distintos contextos. Hoy seguro en Palmeiras querrán matarme por no haberlo fichado“.

Al finalizar ese torneo, James cerró una gran temporada donde fue campeón argentino con Banfield jugando 37 partidos, anotando 9 goles y dando 8 asistencias. Fue electo como ‘revelación del año’ para el fútbol argentino y meses después, el Oporto desembolsó cinco millones de euros por su pase.

marca.com

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds