La victoria de Gremio en el Monumental dejó a varios jugadores de River señalados en la derrota. Fue un mal día en general del conjunto de Gallardo.

El 1X1 de River: dudas de Armani y poco de Quintero y el Pity

Armani: falló en el gol porque se quedó a media salida y supuso un problema que River había solventado desde que llegó: la portería. No está en su mejor momento.

Montiel: menos participativo que en otras ocasiones, sufrió en defensa ante Alisson y tampoco se sumó tanto al ataque como acostumbra. De sus peores partidos.

Maidana: pudo marcar varias veces en acciones a balón parado, pero no estuvo preciso. Serio y sin contemplaciones, como siempre. Tampoco tuvo problemas atrás.

Pinola: sólido en la pareja de centrales junto a Maidana, no tuvo apuros pero aún así vio cómo la zaga encajaba en un córner un gol que puede ser decisivo.

Casco: poco preciso, subió algo más que Montiel por la otra banda, aunque su partido fue igual de intrascendente. Hace tiempo que no atraviesa su mejor nivel.

Ponzio: vio una amarilla, le perdonaron la segunda y tuvo que ser sustituido por Gallardo para evitar males mayores. En su línea: lento, duro y sin el peso que se le pide.

Palacios: el mejor de River en el primer tiempo, fue de más a menos y pareció ser señalado por Gallardo cuando fue sustituido al poco de fallar en la jugada del gol de Gremio.

Pity Martínez: no fue su mejor partido y se notó que venía de una lesión, porque físicamente le faltó un punto de frescura. Esta vez su zurda no fue decisiva.

Quintero: fue una de las grandes novedades en la alineación de River, pero tampoco aportó lo esperado. Alguna genialidad con la pierna izquierda, pero poco más.

Borré: correoso y siempre intentándolo, al igual que toda la parcela delantera de River se estrelló con la defensa fantástica de Gremio. Aportó picante de manera intermitente.

Scocco: muy flojo. Falló muchos pases sencillos y no se le vio lo suficientemente activado para un partido de tanta relevancia. El primer sustituido por Gallardo. Eso dice mucho.

Pratto: torpón, como es habitual, salió por Scocco en busca de un revulsivo pero no dejó nada diferente a lo que suele hacer desde que llegó a River. Intrascendente.

Nacho Fernández: su entrada por Palacios no revertió la situación, en realidad tuvo una aportación parecida a la de Quintero y Pity. Nada nuevo en cuanto a aportación.

Enzo Pérez: sustituyó a Ponzio y salió en un momento en el que le tocó arriesgar como único centrocampista de corte defensivo de River. Para eso ha quedado.

Aritz Gabilondo

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds