La salida por el momento de tan solo dos jugadores de la pasada temporada obliga a Juan sabas a trabajar hasta con treinta jugadores en cada sesión.

El Extremadura necesita aligerar plantilla

No está cerrado el capítulo de incorporaciones del Extremadura de cara a su estreno en la Liga 1,2,3, pero si algo preocupa a estas alturas del verano, más que los jugadores que pudieran recalar en el equipo azulgrana, son las bajas. El cuadro de Juan Sabas necesita aligerar carga ya que en la actualidad el técnico se ve obligado a trabajar hasta con treinta jugadores en cada sesión.

El club optaba hace unas fechas por no hacer público el nombre de los jugadores con los que no cuenta para esta nueva andadura, aunque tanto jugadores como representantes ya conocen que deben buscar una salida ya que no entran dentro del nuevo proyecto. La totalidad de los jugadores de la pasada temporada tienen contrato en vigor con los extremeños, en algunos casos de más de una temporada, y ahora muchos de ellos se resisten a salir.

Varios son los nombres que están sobre la mesa pero hasta la fecha tan solo Emmanuel Lomotey, cedido al Villarreal y Javi Pérez, que jugará en el filial azulgrana de tercera, han abandonado las sesiones de trabajo de Juan Sabas.

Dos operaciones que podría tener muy adelantadas el club son las de Jairo Izquierdo, que ficharia por el Girona y acabaría cedido al Cádiz, y la de Airam Cabrera, que recalaría en un grande de la Segunda División B.

Sobre el resto de nombres nada se sabe aunque las peticiones que tiene sobre la mesa el director deportivo, Daniel López Ramos, son muchas. Juan Sabas quiere asegurar doblar posiciones para evitar problemas de lesiones y sanciones durante la temporada.

Paco Galeano

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds