Isco controla una pelota ante el Espanyol.
Isco controla una pelota ante el Espanyol. AFP

La baja de Isco le ha hecho mucho daño a Lopetegui, que tenía en el 22 blanco a uno de sus poquísimos jugadores con cierta inspiración y capacidad para desatascar un partido. No es que el malagueño estuviese desatado, pero su magia siempre es un argumento para estar más tranquilo y confiado cuando lo tienes en el campo. Más en un momento en el que a Julen no tiene a ningún jugador al que aferrarse, que destaque por encima del resto, que marque la diferencia. Isco era una opción, pero se quedó sin ella.

Casualidad o no, la racha negra del equipo blanco coincide con la ausencia del ’22’, operado de apendicitis aguda justo antes del duelo ante el Sevilla, el punto de inflexión entre el eufórico Madrid tras la goleada a la Roma y el triunfo frente al Espanyol y el crítico Madrid que encadena cuatro partidos consecutivos sin ganar… con el pistoletazo inicial en Sevilla, el duelo en el que ya no estuvo Isco.

Isco es un jugador fundamental para Lopetegui, un recurso ofensivo decisivo, una alternativa imprescindible para encontrar la luz en un momento de apagón blanco. Para Lopetegui, el malagueño es más importante ahora que cuando las cosas vayan más rodadas. De hecho, el 22 estaba creciendo y con él, el equipo. Antes de su contratiempo, resultó decisivo ante el Athletic y brilló con luz propia ante la Roma, duelo en el que abrió el marcador ejecutando de forma magistral una falta.

Máxima confianza

Pero entonces cayó Isco, y cayó el Madrid. Al margen de su calidad, Julen también empezó a perder con el malagueño recursos ofensivos para rotar en un momento en el que el calendario se apretaba. Con Isco perdía también uno de sus soldados más leales, de esos que sabes que van a estar de tu parte en momentos difíciles como el actual. Julen apostó por Isco en la selección y el malagueño siente esa confianza también en el Madrid.

Ahora Julen cuenta los días que le quedan para recuperar a Isco, que después del parón podrá empezar a ir entrando poco a poco en el equipo. Recuperar al malagueño es prioritario para el técnico, sobre todo mientras otros jugadores no recuperen su mejor nivel. Hasta ese momento, Lopetegui suspira por Isco. Una baja que le ha hecho mucho daño al Madrid.

José Luis Calderón

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds