Efrain es considerado una ‘joya’, Carlos ha vivido las buenas y las malas. La experiencia del uno enriquece al otro. La familia y la pasión por el fútbol los hace uno.

Los Álvarez : Once años de diferencia y una pelota de por medio

Cuando se juega al fútbol entre hermanos la cosa es mitad diversión y mitad patadas. Nadie quiere perder, y mucho menos si el que busca imponerse es el menor de los dos en contienda. Pero además, en el caso de Carlos y Efrain Álvarez, hay consejos de por medio y hasta un perdón de ‘cabellera’.

Lo aficionados al fútbol en Estados Unidos y en especial en California, han escuchado bastante de ambos. Carlos, con más de 140 partidos como profesional (tanto en MLS como en Segunda División), fue el primer jugador contratado por LAFC antes de iniciar su aventura en MLS. Aunque nunca llegara a jugar un minuto para el equipo Negro y Dorado de Los Ángeles.

Efrain, con 16 años recién cumplidos, tiene contrato de MLS con LA Galaxy y juega constantemente con el equipo de Segunda División (USL) de esa franquicia. ‘Efra’, es futbolista más joven en jugar USL y el más joven en marcar un triplete.

Carlos, actualmente con Las Vegas Lights (USL), y Efrain (LA Galaxy II) se enfrentaron recientemente con el mayor como local. AS USA conversó con ambos acerca del primer cara a cara como profesionales, además de sus carreras y relación como hermanos.

‘Cabellera perdonada’

El partido terminó con victoria de LA Galaxy II (2-1), triunfo que le permitía a Efraín cobrar factura. “Teníamos una apuesta, el que perdiera se tenía que cortar el cabello pelón”. El más chico se dirigió a casa de su hermano, donde se reunió toda la familia tras el partido, con toda la intensión de hacerle pagar a Carlos el compromiso.

“Ya se lo iba a cortar, pero mi mamá apareció y pidió que no hiciéramos eso”. reveló Efraín entre sonrisas y obviamente aclarando que hicieron caso a la petición de la mamá, por lo que la apuesta se quedó sin pagar.

Carlos por su parte, destacó que le perdonó a su hermano una fuerte entrada durante el partido. “Me dio dos o tres patadas el niño y yo pues me caliento. Soy competidor y no me gusta perder ni a las canicas”

La familia casi entera estuvo en Las Vegas para el encuentro y al final, como pasa siempre entre los Álvarez, las sonrisas, la charla y el apoyo, puso las cosas en su lugar. “Para mí es un orgullo verlo crecer y jugar. Solo que en el campo no conozco amigos”, explicó Carlos.

Fue el único enfrentamiento en Temporada Regular este 2018, pues para el primer partido, entre los dos equipos (mayo), Efrain estaba fuera de su club atendiendo una convocatoria de la selección de México (sub 15).

Dos caminos un objetivo

Carlos ha sido una influencia importante para Efrain, quien este 2018 ha sido objeto de muchas miradas, comentarios y hasta rumores por su talento. Y su hermano, con la experiencia de haber pasado por dos clubes de MLS y y cuatro de Segunda División, está atento para ser el cable a tierra.

“Las cosas que yo he vivido se las he contado para que no las viva igual. Y yo creo que sí lo ha manejado bien. Especialmente estos dos años que ya es profesional”, contó Carlos quien asegura que hablan constantemente con su hermano, al igual que con sus padres y hermanos.

Efrain reconoce que esa unión y apoyo ha sido importante para llegar pronto a dónde está. “Hablamos de hermano a hermano casi todos los días. Así salen los temas”, aseguró el volante de LA Galaxy.

“Últimamente me ha ayudado mucho a no dejar que me lleguen tantos mensajes y cosas de las redes sociales cuando tengo buenas actuaciones o hago goles. Su mensaje es siempre que tengo que trabajar más duro cuando hay más elogios, pero no creer que ya gané”.

Las comparaciones son odiosas, y aunque son profesionales los dos y el camino de Carlos empezó también muy cerca de dónde arranca ahora Efrain, las rutas son muy diferentes.

“Cuando mi hermano tenía mi edad no jugaba en club o academia. Solamente en las sábados en un equipo que mi papá tenía con mi hermano y sus amigos”, recordó el menor de los dos.

Carlos confirmó aquella memoria, “mi familia era de sábados y domingos en el parque jugando en equipos barriales y nunca estuve en clubes sino hasta que tenía 16 años. Ya luego los menores empezaron más temprano”.

El hombre de Las Vegas Lights cree que sus comienzos como profesional le sirvieron a Efrain, pues era él quien lo llevaba a sus entrenamientos, a conocer el camerino y a sentir el olor del césped. “Él tuvo mucho desarrollo de chico con muy buenos entrenadores”, apuntó.

Como pasa en casi todas las familias, las experiencias de los mayores ha facilitado el crecimiento tanto de Efrain, como de su hermano menor quien está también en la academia de LA Galaxy.

“Pasa en todas las familias, es como cuando tienes un hijo y pruebas todo. Para el segundo ya tienes más confianza y sabes qué quieres hacer. A cualquiera se le hace más fácil el segundo”, comparó Carlos.

Dos selecciones a disposición

Carlos tuvo un paso por el seleccionado Sub 20 tanto de México como de Estados Unidos. Efrain ya comenzó ese camino de representar a un país, y lo hace por México, el lugar de nacimiento de sus padres.

Con la experiencia, el consejo del mayor de los dos es simple, “Lo que la gente diga es lo de menos. El que tiene que escoger es él, donde se sienta a gusto porque allí es dónde va a

sobresalir. Se lo repito cuando hablamos de eso, mientras él esté feliz, que la gente diga lo que quiera”.

Efrain ha dicho antes que está dispuesto a conversar con la Federación de Estados Unidos antes de tomar una decisión definitiva sobre so futuro internacional. “Tenemos sangre mexicana, pero estamos en este país, donde nacimos y que nos ha dado todo y somos agradecidos”, recalco Carlos.

Otro tema que está por verse es si ahora que son profesionales, la vida los pone a compartir equipo, o a enfrentarse en MLS. En LA Galaxy, ‘Efra’ dice estar listo, “Cuando quiera el equipo que esté en el banco o vaya a jugar en MLS yo creo que estoy ya. Pero todo vendrá a su tiempo y yo dejo que ellos me lleven y me aconsejen”, explicó.

Carlos tiene el reto personal de poder jugar en MLS dejando la Segunda División. “Dios es el que nos pone todo enfrente”, comentó Efrain.

El único familiar que no pudo estar en ese enfrentamiento como profesionales de los Alvarez, fue el hermano menor, quien no pudo estar porque tenía partido con la academia de LA Galaxy. Y ojo, porque tanto Efrain como Carlos creen que también puede llegar a ser profesional.

John Rojas

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds