No me dejan entrenar, porque voy en silla de ruedas”. Carlos Rodrigo tiene 36 años, una enfermedad neurodegenerativa y un abuelo al que recordar cada vez que rompe una barrera. “Él me enseñó a ver el fútbol. A vivirlo, a entenderlo, a disfrutarlo…” Carlos siempre tuvo clara su vocación: el banquillo. Llegado el momento, cuando se dirigió a la Federación Madrileña topó con que una normativa sorprendente exigía “aptitud física” para los cursos básicos de formación de técnicos. Ahí se inició su lucha. “No me dejan entrenar…”

La frase encabezaba el impecable comunicado que en septiembre envió a una plataforma de peticiones. “Cuando era pequeño, mi abuelo me llamaba ‘míster’. Él amaba el fútbol y sabía lo que yo sufría cuando en los recreos otros niños me mandaban al banquillo por ir en silla de ruedas. Lo pasaba muy mal, pero con el tiempo aprendí a vivirlo desde el otro lado. Porque hay cosas que solo se aprenden desde el banquillo… y al final yo aportaba menos goles, pero mucha más técnica y conocimiento que los demás”, continuaba Carlos.

“No pienso aceptarlo. Yo no puedo chutar un balón, pero sí puedo desempeñar perfectamente el trabajo de un entrenador. No puedo correr, pero tengo capacidades para gestionar un equipo. Y los conocimientos, la experiencia y la vocación necesaria para hacerlo. Soy monitor de tiempo libre y director de actividades juveniles, he gestionado actividades deportivas y he crecido pegado a un balón y observando cientos de partidos”, añadía. Su álbum fotográfico, que pone a disposición de MARCA, da fe de ello.

Esto me demuestra que hay barreras que pueden derribarse si, juntos, se lo pedimos a quienes tienen el poder de derribarlas”

Carlos Rodrigo

Carlos entendía con razón, en fin, que se trataba de un caso de discriminación tipificado en el Real Decreto Legislativo 1/2013 (Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social). Con el preámbulo vale: “El anhelo de una vida plena y la necesidad de realización personal mueven a todas las personas, pero esas aspiraciones no pueden ser satisfechas si se hallan restringidos o ignorados los derechos a la libertad, la igualdad y la dignidad. Éste es el caso en que se encuentran aún hoy mujeres y hombres con discapacidad, quienes, a pesar de los innegables progresos sociales alcanzados, ven limitados esos derechos en el acceso o uso de entornos, procesos o servicios que o bien no han sido concebidos teniendo en cuenta sus necesidades específicas o bien se revelan expresamente restrictivos a su participación en ellos”.

Entonces, sucedió. Fue cosa de una semana. La petición había recibido el apoyo de 75.161 firmas, exactamente. Carlos recibió una llamada institucional para adelantarle lo que horas después tomaba forma con un comunicado. “La Real Federación Española de Fútbol ha modificado los requisitos de la convocatoria para los cursos de entrenadores que ofrece, con el fin de que todas las personas puedan acceder en condiciones de igualdad. De esta manera, el cambio supondrá realizar una adaptación de las pruebas específicas para las personas con discapacidad física”.

Dicho… y hecho. El protagonista se lo confirma a Primera Plana: “En una reunión que tuvimos después, me comentaron que llevaban terreno avanzado y que mi petición había sido la gota que colmó el vaso. Creo que empiezo en noviembre y de momento estoy haciendo un curso de monitor de fútbol”. Y es que la respuesta había estado por encima de sus propias expectativas: “Todavía no me lo creo. Estoy abrumado. Esto me demuestra que hay barreras que pueden derribarse si, juntos, se lo pedimos a quienes tienen el poder de derribarlas. Si mi abuelo estuviera aquí, estaría orgulloso de lo que el ‘míster’ ha logrado“. Y tanto, Carlos. Y tanto…

Suscríbete a la Newsletter de Fin de Semana de MARCA y recibe en tu correo electrónico, sábados y domingos a primera hora de la mañana, los reportajes, entrevistas y gráficos en profundidad de MARCA y los de su suplemento dominical ‘Primera Plana’.

Alberto R. Barbero

Fuente: MARCA

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds