Pedrosa:

Dani Pedrosa (Sabadell, 1985) acepta responder preguntas difíciles, de las que no gusta hacer o que le hagan. Está en un momento difícil, afrontando sus últimas carreras en MotoGP. Confiesa que hay cosas que no le gusta que se sepan de él, por mucho que su imagen pueda no ser tan popular como la de otros pilotos.

¿En qué momento de 2018 le dice a Honda que no va a seguir?
Bueno, no es un momento en concreto. Es una idea que yo ya llevaba tiempo, está en el proceso y, al final… evidentemente, primero he hablado con mi familia y demás. Pero es una cosa que ya venía formándose. A principio de la temporada, ya lo decimos.
¿Y cuándo es ese momento concreto?
No lo voy a decir, pero es a principio de temporada
Si es a principio de temporada, estaba al tanto de que entonces, Honda tenía “conversaciones casuales” con otros pilotos. ¿Cómo llevaba eso? ¿Le daba igual, le disgustaba?
Como digo, esta era una idea que ellos ya conocían de antes. Por un lado, mi continuidad pasaba por encontrar una nueva motivación, una nueva ilusión en la que encontrarme con esa motivación para seguir.

Pedrosa:

¿Qué tanto por ciento de su adiós depende de que Alberto Puig haya sido el director del equipo? ¿Nada, poco, mucho?
Mi decisión la relaciono a mí, evidentemente. Son muchas cosas de las que yo siento y que me han pasado a mí en mi época, no sólo actual. No puedo responder a esa pregunta porque yo no tengo… no me he apoyado en esas cosas para tomar mi decisión.
¿Está protegiendo a Honda?
¿Yo? No.
¿Cuánta diferencia había entre la moto que le ofrecía Yamaha y la oficial que tendrán Rossi y Viñales?
No lo sé. No son mis motos.
Pero supongo que en la negociación, le dirían: ‘pues va a ser igual’ o ‘las evoluciones te llegarán tres grandes premios más tarde’.
Sí, sí que había opciones, pero no conozco muy bien esa marca. Entonces, no sé decir con exactitud qué significa cada cosa.
¿Cree que tendrá algún día algún remordimiento por no haber llevado esa Yamaha?
No puedo saber el futuro. Evidentemente, cuando tomas una decisión así, no todo lo sabes al cien por cien. Bueno, nunca nada en la vida lo sabes al cien por cien. Ya lo veremos.

Pedrosa:

Usted siempre ha sido muy reservado. Quizá si hubiera contado algunas cosas, alguna gente tendría otras ideas. Como, por ejemplo, en 2006. En Estoril, mucha gente no sabe que tras su incidente con Hayden, usted le pidió perdón y dijo que le ayudaría. Eso muchos no lo saben.
O no se ha querido contar
Algunas cosas no se han hecho públicas.
Hay un montón de cosas que no son públicas y se filtran o se inventan y, luego, salen aunque sean mentira. Y se cuentan barbaridades, que no son verdad. Que yo soy tímido, reservado, es cierto y me gusta. Soy así, no lo puedo cambiar. Como soy así, no me gusta darle un excesivo valor a cosas que tienen que tener el valor que tienen. Por lo que son. Yo no voy a ir contando que estoy ayudando a no sé cuántos niños en África porque es una cosa que se hace y ya está. Y lo haces para ti, para ellos, pero no lo haces para contar que lo haces. Si hay otra persona que lo hace y lo quiere contar, está bien. Aquí es el punto en el que yo veo… Si me dices que yo no lo he querido contar, no es cierto. Yo no he visto necesario contarlo por mí mismo, pero que había gente que lo sabía y que ha querido contar en aquél momento que Rossi se cayó y que Nicky recuperó el campeonato, pues Vale. Se ve en la misma carrera, que yo saco el pie, Nicky me adelanta, le dejo pasar y tampoco lo repiten. Pero a mí no me importa nada.
Sé que no le gusta mucho hablar del futuro ni de otros, pero ¿qué tiene que hacer Lorenzo para ganar a Márquez?
¿Me preocupa a mí eso?

Pedrosa:

Hombre, usted sabe bastante de la Honda y de Márquez
Pues, nada, que me extienda un cheque y se lo digo.
De los proyectos suyos de futuro, ¿hay alguno que le haya llegado y le haya sorprendido, que diga: ‘no había pensado en esto, pero podría estar bien hacerlo’?
En este momento estoy pensando en muchas cosas que van a cambiar, intentando prepararme para ello. De momento, no he tomado ninguna decisión de nada.
¿Alguna vez ha jugado a la lotería, quinielas o algo así?
No.
¿Y hecho alguna apuesta?
Sí, supongo que sí, pero de ‘colegueo’.

Pedrosa:

Con todo, usted siempre ha sido muy cauto o reacio a valorar cómo piensa que será una carrera.
Sí, me preguntaron que cómo iba a ir el fin de semana en Austria y por qué. Es mejor no pensar. Es mejor salir y ver qué pasa con las sensaciones. A priori, tienen que pasar unas cosas y, luego, pasan otras. Hay que estar con la capacidad abierta, no cerrada a que sólo va a pasar una cosa. Evidentemente, tienes que saber qué es lo que quieres y adónde quieres ir, pero, en el camino, puede venir de muchos colores. Si estás pensando que sólo va a venir el verde y aparece el negro, entonces, es difícil superar ese momento. Tienes que estar preparado para pelear cualquier situación que venga, aunque no sea la ideal.
Hablando con Sete Gibernau, su asesor, le pregunta si usted se iba feliz de MotoGP. Nos decía: ‘no sé, pregúntaselo a él’. Le traslado la pregunta.
Sí, estoy realmente sorprendido de, este momento, cuánta gente me ha dicho lo increíble que ha sido para ellos verme pilotar y disfrutar de mis carreras, que me van a echar de menos. Y que he representado muy bien el deporte, la deportividad. Pues sí, eso, sin duda, me hace sentir que he hecho las cosas bien. Pero, sobre todo, a nivel personal, mi familia, sé de dónde venimos, quiénes somos y lo que yo he hecho para demostrarle a mi padre y a mi madre y a mi hermano que podía hacerlo bien. Entonces, me voy con mucho más de lo que esperaba conseguir.
Entonces, ¿ha merecido la pena?
Sí, han pasado cosas chungas por el camino, pero sí.

Jaime Martín

Fuente: MARCA

Share

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds