La española (14,44), se subió al podio de triple tras Papahristou y Gierisch (14.45). El vallista de origen cubano (13.34) entró tras Martinot-Lagarde y Shubenkov.

Peleteiro y Ortega no fallan: bronces en triple y 110 vallas

Ana Peleteiro se ha convertido en una guerrera del triple salto. Y lo demostró en la final europea de Berlín en la que se colgó la medalla de bronce con 14,44, a un solo centímetro de la plata de la alemana Gierisch (14,45) y algo más lejos de la intratable griega Papahristou (14,60). Peleteiro sella una enorme temporada en la que fue bronce mundial índoor. Instalada en la élite de pleno derecho.

En el Olympiastadion, Ana salió decidida al foso y en su primer vuelo se fue hasta 14,42, un buen arranque que parecía vaticinar un concurso tremendo. Y hubo buenos saltos, pero fueron nulos. Mientras la alemana y la griega, expulsada de los Juegos de Londres por comentarios racistas, hacían su trabajo. Peleteiro, con el bronce asegurado, se lo dejaba todo para el último intento. E hizo 14,44, un centímetro para la plata.

Los de Berlín son el segundo y mejor salto de su vida (con viento legal) tras los 14,55 de Getafe en los que se quedó a nueve centímetros del récord de Castrejana (14,64).

Orlando Ortega, bronce tras una mala salida

Orlando Ortega cumplió también con los pronósticos en 110 metros vallas. El español de origen cubano bajó un peldaño con respecto a su plata en los Juegos de Río 2016 y fue bronce con una marca de 13.34 tras el francés Martinot-lagarde (13.17) y el ruso que competía como independiente Sergey Shubenkov.

Ortega no pudo estar un poco más arriba porque pagó su mala salida, pero voló para remontar y colgarse el bronce con cuatro centésimas menos que el polaco Czykrier, al que superó en la misma línea de meta. Es la segunda medalla europea para España en 110 vallas tras el bronce de Carlos Sala en Stuttgart 1986.

As.com / Juanma Bellón

Fuente: AS

Share
Temas: Categorías: Deportes

Video Destacados

Ad will display in 09 seconds